El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha celebrado una jornada bajo el título “CAR-T: terapias innovadoras en cáncer” con la participación de tres expertos en la materia del propio centro sanitario como el jefe del Servicio de Hematología, José Luis Diez, la jefa de Programas Innovadores, Mi Kwon, y la jefa de Innovación del Servicio de Farmacia, Ana Herranz, que han tenido oportunidad de compartir sus conocimientos sobre este nuevo tipo de tratamientos con los miembros del Club Gertech, formado gerentes y directivos sanitarios, así como tecnólogos de empresas e instituciones dedicadas a la docencia y a la investigación. Los ponentes han destacado que la introducción de estas terapias innovadoras exige colaboración, prudencia y seguir investigando para optimizar su uso.

La inauguración de la jornada ha estado a cargo del gerente del Hospital Gregorio Marañón, Joseba Barroeta, a su vez presidente del Club Gertech. En su intervención, ha destacado que “el objetivo de este tipo de jornadas es el de crear espacios abiertos de debate en los que compartir conocimientos sobre nuevas tecnologías y crear cultura de innovación en personas que ocupamos puestos directivos en el sector salud y que, luego, tomamos decisiones sobre su implantación en la gestión sanitaria. Estos encuentros nos permiten mantenernos al día en un sector que avanza a una velocidad vertiginosa, como es el caso de las innovaciones disruptivas en el campo de la oncohematología”.

Por su parte, el jefe del Servicio de Hematología del Hospital Gregorio Marañón, José Luis Diez, ha comenzado su presentación realizando una introducción y definición de las terapias CAR-T y ha explicado que “son disruptivas porque cambian el curso de la enfermedad, son capaces de curar a pacientes a los que antes se derivaba a cuidados paliativos”. Además, ha realizado un resumen de los desafíos de producción, legales, regulatorios y económicos que supone contar con estas terapias avanzadas y ha hablado sobre el plan nacional, la designación de centros CAR-T y los circuitos de referencia de pacientes y ha incidido en la necesidad de una coordinación entre los diferentes profesionales e instituciones, que permita acortar los tiempos de espera de los pacientes oncológicos críticos.

En la segunda ponencia, la jefa de Programas Innovadores del Hospital Gregorio Marañón, Mi Kwon, ha realizado un resumen sobre los resultados prometedores que están obteniendo los diferentes grupos de investigadores, tanto americanos como europeos, en el empleo de las terapias con linfocitos T o terapias CAR-T. Ha destacado los buenos datos de supervivencia en pacientes con linfoma B difuso de célula grande y en pacientes con leucemia linfoblástica aguda pero también ha incidido en que “hay que ser prudentes y seguir investigando en el desarrollo de nuevas generaciones de CAR-T que permitan abordar otro tipo de enfermedades como las hematológicas, los tumores sólidos, etc.”.

Posteriormente, la jefa de Innovación del Servicio de Farmacia del Hospital Gregorio Marañón, Ana Herranz, ha definido aquellos aspectos críticos del circuito de utilización de medicamentos de terapias avanzadas CAR-T con el fin de garantizar la calidad y la trazabilidad de todo el proceso con los mejores resultados en salud y se ha mostrado “muy contenta de vivir este cambio que supone un reto para el Sistema y para los profesionales que estamos aprendiendo nuevas formas de trabajar con el objetivo de poder hacer estas incorporaciones tan innovadoras para curar a los pacientes”.

Para terminar, se ha abierto el turno para el debate en el que todos los participantes, tanto los presentes en el salón de actos como los que han estado siguiendo la jornada online, han puesto en común opiniones y experiencias sobre la introducción de las terapias CAR-T y han concluido que exigen colaboración y trabajo en equipo, prudencia y el fomento de la investigación para optimizar su uso.