Investigadores del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, perteneciente a la red pública de hospitales de la Comunidad de Madrid, han desarrollado de manera íntegra un tratamiento único en el mundo para prevenir el rechazo inmunológico y prolongar de forma indefinida la supervivencia del órgano trasplantado y, por tanto, la vida del paciente.

Los investigadores del Laboratorio de Inmuno–regulación del Hospital Gregorio Marañón, responsables de este tratamiento pionero basado en terapia celular, han presentado hoy el resultado de su investigación, de más de seis años de duración, bajo la dirección de Rafael Correa.

Con esta nueva técnica con células Treg de tejido tímico (thyTreg) se pretende evitar el rechazo del órgano y llegar a la eliminación del uso de fármacos inmunodepresores. Al emplear las propias células del paciente, los efectos secundarios son mínimos, lo que también mejora la calidad de vida de la persona trasplantada. Esta terapia podría implantarse a corto plazo en nuestros hospitales.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asistido a la presentación de este innovador estudio que, además, presenta resultados prometedores en los tres pacientes (bebés) trasplantados que ya están siendo tratados con esta técnica innovadora a nivel mundial desarrollada en un hospital público madrileño.

Ruiz Escudero ha destacado la importancia de esta investigación para garantizar la supervivencia de los pacientes al evitar el rechazo de los órganos por parte del sistema inmune del receptor del órgano, sin tener que administrar fármacos inmunodepresores. Este estudio cuenta con el apoyo de la Organización nacional de Trasplantes de España (ONT) y el respaldo de la directora de la Canadian Donation and Transplantation Research Program.