Tarta de chocolate blanco sin horno con lima y coco

afb9475fc07c-tarta-de-chocolate-blanco-con-lima-y-coco-80-1290-742-nw

320 g de Chocolate Blanco NESTLÉ Postres (1 tableta y media para el relleno y 50 g para la cobertura)

400 ml de leche de coco fría

1 yogur sabor coco NESTLÉ

15 g de coco rallado

6 hojas de gelatina

125 ml de zumo de lima (unas 4 limas) + ralladura de 2 limas

150 g de galletas tipo María

85 g de mantequilla

Fundir la mantequilla al microondas y mezclar con las galletas trituradas.

Repartir la mezcla en la base de un molde desmoldable de 20 cm forrado con papel de horno. Apretar con el dorso de una cuchara o un vaso. Refrigerar.

Poner las hojas de gelatina a hidratar con agua fría unos 10 minutos.

Fundir 1 tableta y media de chocolate al baño maría o microondas.

Calentar el zumo de lima con la ralladura. Sin que llegue a hervir, retirar del fuego y añadir las hojas de gelatina escurridas. Mezclar hasta que se disuelvan por completo.

Añadir el chocolate y mezclar bien con unas varillas.

Añadir el yogur y batir.

Batir con unas varillas eléctricas la leche de coco (la parte sólida y líquida junta), hasta que quede como una crema.

Añadir y mezclar con suavidad con unas varillas manuales.

Verter en el molde y refrigerar un mínimo de 6 horas.

Desmoldar. Fundir 50 g de chocolate al baño maría o microondas. Poner en una manga pastelera sin boquilla y verter alrededor de la tarta.

Repartir el coco rallado por la tarta y refrigerar mínimo unos 30 min hasta que el chocolate blanco se solidifique.

Tarta cebra de queso con chocolate con leche y chocolate blanco

1509380f6aaf-tarta-de-queso-cebra-con-chocolate-con-leche-y-chocolate-blanco-80-1290-742-nw

170 g (1 tableta) de Chocolate con Leche NESTLÉ Postres

180 g (1 tableta) de Chocolate Blanco NESTLÉ Postres

600 ml de nata para montar

300 g de Queso blanco cremoso para untar

125 g de azúcar

6 hojas de gelatina

180 g de Galletas tipo maría

125 g de mantequilla

Triturar las galletas con la mantequilla fundida al microondas.

Verter en un molde de 24 cm forrado con papel de horno. Aplanar con el dorso de una cuchara y refrigerar.

Fundir los dos chocolates por separado y reservar.

Poner las hojas de gelatina a hidratar con agua fría unos 10 minutos.

Poner a calentar la nata con el azúcar y el queso, e ir removiendo. Cuando esté fundido el queso y sin que arranque a hervir, retirar el cazo del fuego.

Añadir la gelatina bien escurrida y remover hasta que se funda. Repartir la mezcla en 2 boles.

Verter cada chocolate en cada uno de los boles y mezclar bien.

Sacar el molde del refrigerador.

Verter con una cuchara grande (de las de servir) 5 cucharadas de la mezcla de chocolate blanco en el centro. Después la misma cantidad de chocolate con leche, y así sucesivamente, siempre vertiendo en el centro, hasta acabar con las dos mezclas.

Refrigerar un mínimo de 4-6 horas. Desmoldar y servir.