La web especializada en salud, deporte y alimentación Cortaporlosano.com, pone en conocimiento como es el consumo de tabaco en España.

Cada 31 de mayo se celebra el día mundial sin tabaco para concienciar sobre el problema de salud que supone el consumo de esta sustancia. En España son conocidas las campañas que se han realizado para evitar el consumo de tabaco o al menos concienciar de las consecuencias que tiene para la salud. A pesar de esto, el tabaco sigue siendo la droga legal más consumida junto con el alcohol.

Una de las razones por las que se trabaja en la disminución y eliminación del consumo de tabaco, es tanto por la temprana edad como por los efectos que también tienen en las personas llamadas "fumadores pasivos", es decir, las que respiran el humo expulsado por los fumadores. En España preocupa especialmente el temprano consumo de tabaco, siendo el país de la Unión Europea en el que más temprano comienzan a consumirlo, a los 14 años un 12% de ellos ya lo consume a diario. A pesar de ser ilegal, se ha demostrado la facilidad para conseguir un cigarro, ya sea en un establecimiento que vende ilegalmente a menores, o con un amigo o familiar mayor de edad que se lo proporciona. Un consumo temprano de esta sustancia además de perjudicar seriamente la salud en las etapas finales del desarrollo de una persona, si no que además está directamente relacionado con una peor calidad de vida social y escolar. Es por ello que desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social se trabaja en campañas para la concienciación de los problemas derivados del consumo de tabaco.

Estas técnicas disuasorias parecen estar teniendo resultados positivos ya que desde el año 2000 ha ido disminuyendo el consumo de tabaco en el país; a pesar de ello las cifras continúan siendo muy altas. La OMS advierte que la mitad de las personas que consumen tabaco terminan falleciendo prematuramente a causa del mismo, derivando en diferentes enfermedades como son: cáncer de pulmón, de lengua, de faringe, mayor dificultad de recuperación en enfermedades infecciosas respiratorias, etc.

  • Afecciones pulmonares. Los pulmones es el principal órgano afectado por el tabaco, pudiendo provocar enfermedades crónicas como la bronquitis, que deriva en la necesidad de necesitar suministro de oxígeno constante.
  • Cáncer. Puede llegar a reproducirse un cáncer a causa del tabaco en cualquier parte del cuerpo, pero principalmente suele aparecer en el aparato respiratorio.
  • Envejecimiento de la piel. El tabaco contiene sustancias oxidantes, que lo que terminan provocando es una degeneración prematura de las células de la piel.
  • Problemas en dientes y encías. Las infecciones como las caries, la periodontitis o sencillamente el amarillamiento de los dientes, son consecuencia directa del consumo de tabaco.
  • Enfermedades fetales. Si una mujer embarazada consume tabaco, puede perjudicar seriamente al bebé, dañando seriamente el crecimiento y provocando un parto prematuro.
  • En los hombres afecta a la fertilidad y a la disfunción eréctil. Esto ocurre porque las sustancias que lleva el tabaco, dañan el sistema circulatorio sanguíneo.

En España desde 2006 no está permitido fumar dentro de restaurantes, bares, o espacios públicos cerrados. Pero esta medida durante la pandemia por Covid-19 parece haberse quedado corta. La transmisión del virus se realiza en microgotas expulsadas en el aire que respiramos, por tanto al expulsar el humo también se expulsarían estas microgotas, llegando a limitar durante parte de la pandemia fumar cerca de personas. Esta medida fue muy criticada por los fumadores, pero casi un 40% de la población española estaría a favor de la prohibición por ley de fumar también las terrazas donde se consumen alimentos.

Con datos como estos podemos ver desde cortaporlosano.com tanto como la población es más consciente de los peligros del tabaco y como la propia población no fumadora busca alejarse de esta sustancia nociva.