1. ¿A qué edad deben comenzar a llevarlas? Las mascarillas son obligatorias para niños mayores de 6 años y entre los 3 y 5 años recomendables. Y tú te preguntarás, ¿cuánto de recomendable es? ¿Se la pongo o no? Es muy recomendable. ¿Por qué no se hace obligatoria también a estas edades? Porque no todos los niños las toleran. Es posible que tu hijo no la tolere el primer día, igual el segundo tampoco, pero es algo en lo que hay que entrenarse y probablemente requiera de varios días poco a poco en casa. 

descarga_12

2. ¿Por qué el límite de los 3 años? En los niños menores de esta edad tenemos riesgo de asfixia y, no sólo eso, sino que es posible que si tu hijo se está asfixiando, igual tampoco lo pueda comunicar correctamente.

father-applying-PPE

3. ¿Qué niños mayores estarían exentos de usarla? Igual que les ocurre a los chiquitines, tampoco deben usarlas niños mayores de 6 años con dificultad para respirar en ese momento (como ocurre, a veces, en los asmáticos), que estén inconscientes o que no puedan quitarse la mascarilla solos en caso de que lo necesitasen por algún problema neurológico.

4. ¿Qué quiere decir lo de “cuando no se pueda cumplir la distancia de seguridad de 2 m”? Como no sabemos, cuando salimos de casa es imposible asegurar si lo vamos a poder cumplir o no. Por eso, lo más seguro es que salgáis ya de casa con las mascarillas puestas, le hayas echado una mano a tu hijo a colocarse bien la suya y ya no se la toque hasta volver a casa. Si le diese sed durante vuestra salida o tuviese que comer algo, se podría quitar el tiempo que la necesite, pero no tocando nada que no sea los cordones. En ese momento será imprescindible recordar mantener esa distancia de 2 m de otras personas.

inditex-masc

5. Recuerda lo importante que es lavarse las manos bien con agua y jabón antes de ponerse la mascarilla y tras quitársela. Si os pilla en la calle, recuerda llevar siempre en el bolso un bote de gel hidroalcohólico para cumplir la misma higiene de manos.

mascarillasmos

6. “He oído que los niños no son tan contagiadores como en otras infecciones respiratorias”. Es cierto, has oído bien. Es lo que apuntan distintos estudios, como este del BMJ. ¿Eso quiere decir que no tengan que llevar mascarilla? NO, definitivamente no. Lo único que quiere decir es que no son súper contagiosos, como se pensaba inicialmente ni como ocurre en otras infecciones, como la gripe, que son los niños los que suelen pegársela a los mayores. En el caso del coronavirus parece al contrario, que los niños se contagian de sus padres. Todo esto no quiere decir que los niños no puedan contagiar, sólo que parece que menos que los adultos. Pero, al existir posibilidad de contagio, mascarilla para todos los que se pueda.

7. ¿Cómo se debe poner la mascarilla en los niños? Igual que en los mayores, que cubra nariz y boca.

8. ¿Qué tipo de mascarilla debes usar con mi hijo? Igual que para los mayores. Para las personas sanas, lo recomendado son las mascarillas higiénicas o quirúrgicas. Las mascarillas con mayor capacidad de filtrado, FFP2 y FFP3 hay que dejarlas para los sanitarios. Recuerda que tienen un tiempo de uso recomendado de uso de unas 4 horas.

9. ¿Valen de algo las mascarillas de tela hechas con tanto amor por asociaciones y abuelas? Son mejor que nada, pero su capacidad de filtrado no es la de las quirúrgicas. Si quieres usar mascarillas de tela reutilizables para ti o para tu hijo, entre otras cosas por conciencia medioambiental, busca aquellas que pongan que cumple la normativa UNE-0065:2020 y están certificadas por Aitex. Suponen también un ahorro económico, pero también tienen fecha de caducidad, no resisten lavados ilimitados, sigue las instrucciones del fabricante.

LA20C2F2_132511

10. “¿Si mi niño no tolera la mascarilla, lo puedo cambiar por una de esas pantallas tan chulas que he visto?” No, las pantallas son un complemento para determinadas situaciones, pero nunca un sustituto a la mascarilla.

64

Ánimo niños y mayores, con estos calores y todo el verano por delante, no apetece ponerse mascarilla, pero debemos usarla SIEMPRE que podamos. Es lo que nos está tocando vivir. Es responsabilidad de todos que no volvamos a tener una ola inmensa de afectados.