La vuelta a normalidad ha empezado y habrá quien sienta miedo a salir de nuevo de casa. Para superar esos miedos a volver a la calle existen unas claves que nos ayudarán a afrontarlos y seguir adelante

Al fin ha llegado el momento. El sábado podremos empezar a salir a la calle, no importa si tienes o no niños en casa, si tienes o no perro, o si tienes que ir a hacer la compra. Y al fin ha llegado el día en el que daremos los primeros pasos hacia una nueva realidad. Después de casi dos meses encerrados en casa saldremos nosotros y saldrán nuestros miedos.

Estarán los que salgan de casa con ilusión y sin pensar en nada más que disfrutar de un buen paseo, pero también habrá quien mirará esa puerta que le ha protegido hasta ahora y no pueda sentirse cómodo al otro lado, sintiendo algo parecido a lo que los psicólogos llaman “el síndrome de la cabaña”.

La entrenadora en programación neurolingüística y especialista en gestión del miedo, Elena García, ha proporcionado unas claves para combatir ese miedo a volver a la calle.

Reconocerlo

Aceptar que tienes miedo a volver a salir y ser consciente de ello es el primer paso para elegir la forma que más se adapte a ti.

Reducir la incertidumbre

El miedo se alimenta de incertidumbre, por eso es fundamental informarse en fuentes oficiales sobre las pautas a seguir y las medidas de seguridad. Conocer todo esto reducirá la sensación de vulnerabilidad.

Darse tiempo

Lo más importante en los momentos es darse tiempo. “Es fundamental respetar que cada uno necesita su tiempo, y si el sábado, 2 de mayo, no te sientes seguro, no pasará nada”, explica la entrenadora, “pequeños objetivos te ayudarán a gestionar tu miedo poco a poco, pero es importante que no se convierta en una excusa para no enfrentarte a él”.

Ahora es el momento de dar un paso adelante y separar el miedo de la prudencia; ningún miedo se supera sólo pensando, los miedos se superan actuando”, comenta García.

Además, según apunta saldrán nuevos miedos que deberemos aprender a gestionar: el miedo a contagiar a nuestros familiares, o no poder abrazar a nuestros mayores, el miedo a no saber adaptarse a las nuevas reglas…

Dejar de vivir con miedo

La principal clave para superar el miedo a salir de nuestras casas será “dejar de vivir con miedo y empezar a vivir con prudencia”.

El miedo es libre, universal, limitante y, sin embargo, capaz de hacernos sentir tremendamente libres cuando lo superamos”, asegura la entrenadora, que además explica que la diferencia entre ambas está en que vivir con miedo “te impide avanzar, te bloquea e incluso puede hacerte retroceder”.

En cambio, vivir con prudencia es dar ese paso adelante que todos necesitamos para reconstruir nuestros mundos en esta nueva realidad, pero respetando nuevas reglas.

Nos tenemos que sentir orgullosos de haber conseguido aplanar la famosa curva del virus, pero aún lo estaremos más cuando consigamos aplanar la curva del miedo”, asevera García.

Cuando el sábado se abran las puertas quizás algunos se sientan raros y el miedo vuelva a apoderarse de sus cuerpos. “Es importante entender que cada uno necesita su ritmo, e incluso habrá quien necesite ayuda para lograrlo. Sólo así conseguiremos recuperar uno de los valores más importantes para el ser humano y también más frágiles: la confianza.

Sólo así podremos pasar de vivir con miedo a vivir con prudencia hasta que podamos volver a vivir libres.