Número de muertes aparecidos en el Índice Nacional de Defunciones. Fecha de 29 de julio de 2020. Vamos, hace quince días salió el papelucho ministerial. España, primeros siete primeros meses del año, 181.000 personas difuntas. Una sencilla regla de tres: el número de defunciones el 31 de diciembre, 312.000 personas.

Psicópatas y terroristas...

La gente muere. Y, afortunadamente, seguirá muriendo, por mucho que se empecinen los transhumanistas. Y quien más jodida tiene la salud, más probabilidades tendrá de abandonar más pronto que tarde este perro mundo. Y una gripe estacional (a la que han decidido bautizar como Sars-Cov-2/Covid-19), ains, dará la puntilla a quien haga falta.

Si a eso le agregamos la clásica e inveterada iatrogenia, incrementada cuantitativa y cualitativamente, gateamos algo la estadística, que no se note mucho la farsa. Si cotejan la cifra de (aproximadamente) 312.000 con el número de muertos habidos desde 1987 se darán cuenta que ni pandemia ni ná. Un truño de mil pares de cojones.

...y tontopollas

Grosso modo, sus propias (y habitualmente manipuladas) les retratan. Como psicópatas y terroristas que son, obvio. Y, desde luego, como más tontopollas de lo que uno hubiese jamás imaginado al poner negro sobre blanco su patética y golfísima pantomima. Memento Poe, La carta robada. Payasos. En fin.

https://www.mscbs.gob.es/estadEstudios/estadisticas/docs/indNacDefunciones/2020_Defunciones_5.pdf