El Doctor Stefano Scoglio, candidato a Premio Nobel de Medicina en 2018, atestigua lo sabido. El test PCR no puede usarse con fines diagnósticos.

Pilar Serrano, poca vergüenza

Ya en julio nos advirtió, también en Italia, lo mismo que lo aparecido en el estudio de Barbastro. El vínculo existente entre ciertas mortalidades de  abril y la vacunación de gripe de la temporada anterior.

Y por supuesto la denuncia de La Quinta Columna, certera. "Denunciamos públicamente a la supuesta  ´epidemióloga`, Pilar Serrano, cuando en la cadena televisiva TeleMadrid aseveraba que este test era superespecífico para este virus además se había diseñado exclusivamente para esto". Exclusivamente, dice la menda, que se lo digan al difunto Kary Mullis, creador de la PCR.

María Rey, menos vergüenza

Y prosiguen. "Suponemos que, en un Estado democrático de derecho, una persona que trabaja en una administración pública (AMASAP) y una presentadora,  María Rey, que trabaja en una cadena de televisión pública deben tener responsabilidades en cuanto a la afirmación de falsedades". Cierta ingenuidad avizorada. 

Ojala fuera cierto. ¿La mentira castigada? Ciencia ficción, fábula de fantaterror, como la falsa pandemia. En fin.