La Comunidad de Madrid ampliará a otras zonas de la región la intervención de realización de la prueba PCR a población de 15 a 49 años, con objeto de detectar precozmente la infección de COVID-19 en población asintomática en aquellos lugares donde se registra mayor incidencia de casos positivos.

Así lo adelantó ayer el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la visita al dispositivo sanitario en el distrito madrileño de Villaverde, en el que un equipo de profesionales del SUMMA 112 realiza hoy desde las 10 a las 20 horas, ininterrumpidamente, pruebas PCR a la población de 15 a 49 años seleccionada de forma aleatoria y convocada por mensajes SMS. En esta ocasión, la Dirección General de Salud Pública ha enviado 1.500 mensajes SMS para tratar de captar a mayor número de ciudadanos frente a los 1.000 enviados, respectivamente, en días previos en los muestreos de Carabanchel y Usera

Ruiz Escudero estuvo acompañado por el viceconsejero de Salud Pública y COVID-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas. El consejero ha destacado la respuesta de los ciudadanos que han participado en las intervenciones -el lunes en Carabanchel y ayer martes en Usera- con el resultado de 1.432 PCR realizadas (424 y 1.008, respectivamente). Ruiz Escudero ha hecho un llamamiento para que la población convocada por SMS acuda a realizarse esta prueba que permite un diagnóstico precoz y determina, si así procede, el aislamiento de la persona con infección con objeto de cortar la cadena de transmisión de la enfermedad.

Esta actuación se incluye en la Estrategia COVID-19 y prosigue mañana jueves en el distrito de Puente de Vallecas, el viernes en el municipio de Alcobendas y el sábado en la localidad de Móstoles, en zonas de urgencias de centros de salud, e igualmente de 10 a 20 horas. Siguiendo con el modelo de captación, la Dirección General de Salud Pública tiene previsto citar diariamente para la prueba a 1.500 personas mediante el envío de mensajes SMS.

Un equipo de profesionales del SUMMA, formado por seis enfermeras y seis Técnicos de Emergencias Sanitarias, acude diariamente a las instalaciones sanitarias habilitadas para realizar la prueba de PCR de manera ininterrumpida.

Una vez realizada la prueba PCR se trasladará para su análisis a los laboratorios del Hospital Universitario 12 de Octubre y Gregorio Marañón, en Madrid capital, y en los Hospital La Paz y Móstoles para los otros dos municipios. Los participantes recibirán una llamada de técnicos de Salud Pública para informarles del resultado de la prueba, tanto como si es positiva o negativa a la infección del COVID-19 en un plazo no superior a las 48 horas.

2,2% de positivos

En las PCR analizadas en el distrito de Carabanchel se ha encontrado un 2,2% de resultados positivos. Las personas con PCR positiva han recibido la llamada de profesionales de Salud Pública, que han realizado la oportuna investigación epidemiológica, han identificado a los contactos estrechos y se les ha indicado el aislamiento en sus domicilios. Además, serán derivados a su Centro de salud para su atención y seguimiento clínico.

Esta intervención se complementa con actividades de educación de la salud para reforzar las medidas de prevención y la importancia del aislamiento y cuarentena en el control de la transmisión. De hecho, cada usuario recibe un documento informativo para descargarse consejos en caso de resultar contacto de una persona positiva al COVID-19 o, por otro lado, tener la infección.

En los últimos 14 días el número de casos confirmados en la Comunidad de Madrid ha sido de 14.395, lo que representa una incidencia de 216 casos por cada 100.000 habitantes. Entre los casos diagnosticados en las últimas cuatro semanas ha descendido la media de la edad, situándose actualmente en la región madrileña en los 38 años.

A diferencia de los meses anteriores, gran parte de los casos no requieren hospitalización y la enfermedad cursa sin síntomas o con síntomas leves. Actualmente, 101 pacientes están ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales de la región y otros 963 hospitalizados frente a los picos de marzo en el que se alcanzaron las más de 15.000 hospitalizaciones y los 1.500 pacientes en las UCI.