Ante la avalancha de protestas el Gobierno ha rectificado en una nueva chapuza, digna de Pepe Gotera y Otilio. El Gobierno rectifica vía orden ministerial de Salvador Illa. Desde el domingo los niños podrán dar paseos, rectificando el acuerdo de Consejo de Ministros aprobado hoy mismo y que limitaba las salidas de los niños a las actividades que hasta ahora se permitían en el decreto del estado de alarma.

Illa ha justificado el cambio en que «este es un Gobierno que escucha», pese a que precisamente esta rectificación exprés pone de manifiesto que la medida fue adoptada de forma unilateral y sin que hubiera siquiera consenso en el Gobierno.

El ministro Illa ha asegurado que a finales de semana se podrán dar más detalles. Pero la rectificación se produce no solo por las críticas de la oposición sino por la presión interna de los ministros de Unidas Podemos. Aunque el malestar era transversal a otros miembros del Gobierno por haber «comunicado tan mal» esta cuestión.