El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Cristina ha realizado por primera vez una ablación a una paciente con miomas uterinos mediante la técnica de radiofrecuencia. Se trata de una nueva técnica, mínimamente invasiva, que evita el tratamiento quirúrgico de los miomas, y que se incorpora a la cartera de servicios del hospital.

La radiofrecuencia es una técnica que introduce un electrodo en forma de aguja dentro del mioma. Se aplica una corriente eléctrica de alta frecuencia que produce calor en el interior del mioma, consiguiendo una necrosis del mismo y de sus vasos sanguíneos. El tejido necrótico es reabsorbido posteriormente, consiguiendo reducciones de volumen del mioma entorno al 60-80%. Con esta técnica se evita la intervención quirúrgica y se reduce a 2 o 3 días el tiempo de recuperación.

Los miomas son tumores benignos que derivan de la pared muscular del útero. Son los tumores sólidos más frecuentes de la pelvis de la mujer. Se estima que el 70% de las mujeres desarrollan miomas a lo largo de su vida; aunque frecuentemente son asintomáticos, causan problemas en el 25% de las mujeres en edad fértil, como sangrados uterinos anormales, compresión mecánica de órganos pélvicos, incluso infertilidad por la dificultad que pueden ocasionar para la implantación uterina del embrión.

En los casos en los que producen síntomas, se aconseja el tratamiento de los miomas, inicialmente con fármacos con efectos hormonales. Cuando estos tratamientos no son eficaces, se aconseja la cirugía. Los tratamientos quirúrgicos van desde la extirpación del mioma vía histeroscópica, laparoscópica o por cirugía abierta, hasta la extirpación completa del útero. Excepto la histeroscopia, el resto de esos tratamientos conllevan ingreso hospitalario, anestesia general y posibles complicaciones propias de las cirugías, como sangrados o infecciones. Además, suponen una hospitalización de entre 2 y 4 días, y una reanudación de la vida laboral en unos 30 días.

“La ablación de miomas por radiofrecuencia es una técnica efectiva y segura para el tratamiento de la metrorragia secundaria a miomas -asegura el Dr. José Manuel Menéndez Fúster, Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Infanta Cristina-. Podemos ya ofrecer a nuestras pacientes un procedimiento ambulatorio, mínimamente invasivo, con menores complicaciones y menor coste que otras técnicas para el tratamiento de los miomas”.

El Dr. Ménendez Fúster afirma que “Después de la radiofrecuencia, la mujer puede hacer una vida normal en dos o tres días. En nuestro centro se realiza en quirófano, aunque es una técnica ambulante y solo requiere sedación”. Tras la realización de esta nueva técnica, que suele precisar poca analgesia posterior, se aconseja un día de reposo relativo. “Se tiene un dolor parecido al de las reglas, que suele ceder en 2 ó 3 días”, concluye el Dr. Menéndez Fúster.