La Navidad es una de las fiestas en las que más nos volcamos en llevar a nuestra mesa dulces navideños  de todo tipo. Ellos, en su justa medida no son un problema para nuestra salud.
Una forma de disfrutarlos con más intensidad es elaborarlos con ingredientes saludables, naturales, proceso artesanal, ganaremos en sabor y salud.
En este tipo de dulces el azúcar tiene un peso importante, por lo que no debemos abusar. 
 
Si queremos una dieta más sana debemos reconducir nuestros hábitos culinarios y reeducar el sentido del gusto.
 
El el mes de diciembre en la sede de la Fundación Cajasol de Córdoba, hemos realizado un taller titulado: Dulces navideños saludables. Impartido por la Asesora Nutricional: Begoña Peralta.
En el mismo, entre otras muchas cosas hemos aprendido a diferenciar las múltiples variedades de harinas.
Es importante hacer uso de las no refinadas, que son las que provienen de frutos secos, cereales (grano entero)... 
Algunos de los beneficios es que son más saciantes, aportan mayor cantidad de fibra, al conservar el germen aportan vitaminas, ácidos grasos esenciales, proteínas y mantienen moderado el índice glucémico.
 
Otras harinas:
 
- De algarroba.
- De almendra.
- De centeno.
- De trigo.
- De avena.
- De espelta integral.
 
Igualmente a suprimir los (disacáridos y monosacáridos) que son azúcares simples en beneficio de los (polisacáridos), es decir, azúcares complejos, que al ser de asimilación lenta evitan la desmineralización del organismo.
 
También a sustituir los azúcares refinados por endulzantes naturales, algunos de ellos:
* Canela.
* Azúcar de coco.
* Sirope de Yacón y Monk Fruit (fruta del monje).
* Regaliz.
* Estevia.
* dátiles.
* Eritritol.
* Frutas deshidratadas.
 
Preparamos recetas sabrosas y fáciles de hacer.
- Huesitos de avellana y chocolate con naranja.
- Dátiles rellenos de nueces y crema de anacardos.
- Turrón de almendras.
 
 
Huesitos de avellana y chocolate con naranja.
 
Dátiles rellenos de nueces y crema de anacardos.
 
Turrón de almendras.