La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid recibió ayer una comunicación de Centenari Salud SL., la empresa que gestiona la Residencia de Mayores Parque de los Frailes, de titularidad pública, sobre la existencia de un brote de gastroenteritis que afecta a 43 residentes, el 19% del total de usuarios.

Los afectados están ubicados en distintas plantas de las instalaciones y tienen prescritas dietas diferentes, y por el momento ninguno de ellos ha requerido traslado a un centro hospitalario. Se está llevando a cabo la investigación epidemiológica para determinar el origen del brote.

Por un principio de máxima precaución, la Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia ha decidido precintar con carácter inmediato todas las fuentes de agua de las instalaciones. En los últimos días se habían recibido quejas por parte de usuarios y familiares sobre la calidad del agua, por lo que la Comunidad de Madrid había exigido a la empresa que realizara de forma urgente un análisis de toxicidad y potabilidad para garantizar la calidad de la misma.

Este análisis se va a realizar de manera inmediata. Hasta que se conozcan los resultados y se pueda garantizar que no existen problemas para su consumo se ha prohibido la utilización de agua de boca en todas las instalaciones, y durante este periodo se suministrará agua embotellada a usuarios y trabajadores.