Con el calor del verano llegan las ventanas abiertas, las cenitas con amigos en el jardín, las piscinas, el terraceo y, por desgracia, también los mosquitos, dispuestos a aguarnos la fiesta con sus zumbidos y sus picaduras, algunas de las cuales, como la del mosquito tigre, son potencialmente peligrosas.

Los mosquitos se concentran especialmente en zonas húmedas y no atacan igual a todas las personas, pero el 20 % de las personas son un polo de atracción para sus picaduras.

REPELENTES PARA INTERIOR DE LAS CASAS

Los trucos para ahuyentar mosquitos que se han usado toda la vida y que son los que mejor funcionan, son baratos y más eficaces. Entre estos trucos están los siguientes:

  • Colgar bolsas u otros recipientes llenos de agua en las puertas y ventanas. Eso hace que las moscas y mosquitos se vean reflejados de manera deformada y crean ver a un posible depredador. Este mismo truco sirve para espacios abiertos.
  • También se pueden colocar mosquiteras en las ventanas o alrededor de las zonas que queramos libres de mosquitos.
  • El olor del vinagre molesta a los mosquitos. Si se colocan recipientes con agua y vinagre en las ventanas éstos no entrarán.
  • Trampas caseras para mosquitos. Para fabricarlas basta con cortar una botella de plástico por la mitad e invertir la mitad superior antes de volver a juntarla con la inferior, dónde previamente habremos introducido una mezcla de agua, azúcar y levadura. Los mosquitos van a entrar en la trampa atraídos por el dulzor y no van a poder salir de ella, así que se ahogarán.
  • Repelente natural herbal: mezclar 25 gotas de aceite de menta, 15 gotas de esencia de clavo, 5 gotas de esencia de limón y 2 cucharaditas de jabón desengrasante y usar la mezcla resultante como crema.

Pero para evitar a los mosquitos también es importante no incurrir en una serie de comportamientos que los atraen y potenciar otros que les repelen.

  • El agua estancada es el lugar ideal para que los mosquitos depositen sus larvas, así que hay que intentar no dejar recipientes con agua abiertos.
  • A los mosquitos les atraen los olores dulces y/o los perfumes florales, así que hay evitarlos. Hay que buscar un perfume neutro, con olor a cítricos o menta, que les molesta.
  • Evitar tener la luz encendida.
  • Los alimentos ricos en Vitamina B, como las legumbres y los frutos secos, producen enzimas que los mosquitos detectarán, y así no te picarán. El ajo, la cebolla, el aceite de clavo y la levadura de cerveza también te ayudarán a evitar las picaduras.

REPELENTES PARA JARDIN O TERRAZA

Ahuyentar los mosquitos de las zonas de exterior es mucho más complicado, pero hay dos sistemas infalibles que, además, son muy ecológicos y útiles en jardinería:

  • Usar plantas que son un repelente natural: De toda la vida, las abuelas han plantado flores de geranios en los balcones y jardines, que esta planta, además de ser bonita y requerir de pocos cuidados, repele a los insectos voladores. Otras plantas con un efecto similar son la albahaca (que además puede usarse para cocinar), el clavo de olor, la lavanda y el romero. Y si vivís en Galicia, estáis de suerte, ya que uno de los escasos beneficios de los bosques de eucalipto es que el olor no gusta a los mosquitos. Y uno de los repelentes naturales más efectivos es la hierba de gato o hierba gatera, una planta que, según algunos estudios, repele a los mosquitos con 10 veces mayor potencia que cualquier repelente industrial, y que podemos plantar en nuestro huerto.
  • Mantener una población de depredadores naturales: Aunque es poco frecuente en la ciudad, en el campo es habitual mantener y aceptar como vecinos a los animales que cazan habitualmente moscas, mosquitos, polillas y otros insectos. Los tres depredadores naturales de los mosquitos con mayor eficiencia son las arañas, las ranas y sapos y las salamanquesas y, dado que las arañas acaban siendo molestas para la gente y las ranas y sapos necesitan agua cerca, lo ideal es usar salamanquesas. Un jardín con este tipo de animales es un jardín limpio de insectos.