Bozal,  terrorismo (de Estado) silencioso destinado a la sumisión psicológica. Su único sentido y propósito. Jamás tuvo ni tiene sentido sanitario alguno. No solo no existen pruebas de que los bozales protejan contra virus respiratorio alguno, sino que sí existen, y muchas, de que perjudica seriamente al que decide colocarse tal mordaza amaestradora en la boca.

Bozal, ineficaz y letal

Apliquen el sentido común. Los virus son muy, muy, muy pequeños. Miden micrómetros de ancho. Solo puede detectarse y verse con un microscopio electrónico. Como tal, el tejido de un bozal  no proporciona apenas resistencia a su paso. Y, en cambio, son muy perjudiciales. Extremadamente. Destrozos de todo tipo y condición. Neurológicos por ejemplo. Otro ángulo. Por ejemplo la retención de humedad, la reutilización de los bozales de tela y la filtración deficiente incrementa exponencialmente el riesgo de infecciones nasobucales.

Bozal, ineficaz y letal: nueve estudios científicos lo confirman

La inmensa mayoría de estudios científicos recientes – y los más antiguos- han demostrado la poca o ninguna  utilidad de las mascarillas faciales en la población general

  1. Un metaestudio de mayo de 2020 sobre la influenza pandémica publicado por los CDC de Usa encontró que las mascarillas no poseían ninguna efectividad.
  2. Una revisión de julio de 2020 del Centro de Oxford para la Medicina Basada en Evidencia encontró que no hay evidencia de la efectividad de los bozales de tela contra la infección o transmisión de virus.
  3. Un estudio de covid-19 entre países realizado por la Universidad de East Anglia encontró que el requisito de un bozal no era beneficioso e incluso podría aumentar el riesgo de infección. 
  4. Una revisión de abril de 2020 realizada por dos profesores estadounidenses en enfermedades respiratorias e infecciosas de la Universidad de Illinoisconcluyó que los bozales no tienen ningún beneficio en la vida cotidiana, ni como autoprotección ni para proteger a terceros (el denominado en el estudio “control de fuente”). 
  5. Un artículo en el New England Journal of Medicinede mayo de 2020 llegó a la conclusión de que las mascarillas faciales de tela ofrecen poca o ninguna protección en la vida cotidiana
  6. Una revisión Cochrane de abril de 2020 encontró que las mascarillas en la población general o los trabajadores de la salud no redujeron los casos de enfermedades similares a la influenza (ETI). 
  7. Una revisión de abril de 2020 de la Escuela de Medicina de Norwichencontró que «la evidencia no es lo suficientemente sólida para respaldar el uso generalizado de mascarillas»; pero aconseja el uso de mascarillas por parte de «individuos particularmente vulnerables cuando se encuentran en situaciones transitorias de mayor riesgo»
  8. Un estudio de julio de 2020 realizado por investigadores japonesesdescubrió que los bozales de tela ofrecen nula protección contra el coronavirus a su gran tamaño de poro y, en general, su mal ajuste. 
  9. Un estudio de 2015 en el British Medical JournalBMJ Open encontró que los bozales de tela fueron atravesadas por el 97% de las partículas y pueden aumentar el riesgo de infección al retener la humedad o el uso repetido.

Basta ya de tantas mentiras

Basta de mentiras de los terroristas mass-mierda y de la extrema crueldad de gobiernos totalitarios bajo disfraces "democráticos". La verdad – su anhelo, su búsqueda, su aprehensión- es la mejor y única vacuna contra el pánico de masas generalizado. En fin.

Advertencia-en-caja-de-mascarillas