El Gobierno regional trabaja para asegurar el bienestar de la infancia y la adolescencia de nuestra región. Con el Servicio de Atención en Adicciones Tecnológicas de la Comunidad de Madrid se ofrece un tratamiento especializado a adolescentes entre 12 y 17 años con conductas de uso inadecuado, abuso o dependencia de las nuevas tecnologías.

Las nuevas tecnologías tienen un gran potencial educativo, comunicativo y de ocio, pero su uso inadecuado o abusivo conlleva consecuencias negativas graves entre las que pueden aparecer aislamiento social, bajo rendimiento escolar, acceso a contenidos inapropiados, contacto de riesgo con desconocidos y suplantación o pérdida de identidad. Asimismo, la pérdida de control y la sensación placentera del adolescente pueden desencadenar una situación de dependencia y adicción.

El servicio se encarga de la evaluación de la conducta de los menores, la interacción que les provoca el uso de las tecnologías en su vida cotidiana y su grado de pérdida de control, analizando si interfiere en las actividades escolares, las relaciones sociales y familiares e incluso en su propio cuidado personal.

En 2019 los profesionales de este Servicio atendieron a 3.108 personas, de las que 336 recibieron tratamiento especializado, generalmente relacionado con la adicción a redes sociales o videojuegos.

Actualmente, los técnicos están ofreciendo, de forma telemática, sesiones de tratamiento especializado para familias, cuidadores y adolescentes; sesiones de orientación a familias sobre el uso de las tecnologías de sus hijos; talleres virtuales sobre el uso de las tecnologías en la adolescencia; y asesoramiento a profesionales en contacto con adolescentes mediante coordinaciones telefónicas y correos electrónicos. Además, colaboran con las entidades que trabajan con familias y adolescentes en acciones de carácter preventivo.