¡Quería compartir una de mis recetas preferidas! es el Tiramisú. 
Es un pastel italiano que se monta en capas, fácil de preparar y riquísimo.

Podemos encontrar el Tiramisú tradicional con ingredientes como el mascarpone, café, cacao, huevos...aunque en la actualidad podemos disfrutar de muchos tipos de Tiramisú.

Yo he preparado este postre tan cremoso añadiendo dulce de leche, le da un toque inigualable y con ganas de repetir una vez que lo has probado.
El resultado es un Tiramisú goloso y muy especial.

Yo lo preparé en un molde, pero también se puede presentar en vasitos.

A mi me encanta prepararlos con los bizcochos de soletillas , aunque también podéis elegir los savoiardi. Se mojan en café, pero si queréis darle otro toque, le podéis incorporar un poco de licor.

Es un postre que nunca pasa de moda, está muy presente en restaurantes italianos e incluso en pastelerías.



¡Animaros a prepararlos!

Ingredientes:

250 gr. de queso mascarpone
100 gr. de azúcar
150 ml. de nata líquida
400 gr. de dulce de leche
20 soletillas
3 vasos de agua
1 cucharada de café soluble
2 cucharadas de cacao en polvo

Preparación:

1. Batir la nata fría, tenemos que conseguir que esté semi montada

2. Mezclar el queso mascarpone con el azúcar

3. Incorporar la nata con movimientos envolventes, está será nuestra deliciosa crema

4. En un vaso con agua a temperatura ambiente, le añadimos el café soluble

5. Mojamos nuestros bizcochos en nuestro café

6. Sólo nos queda hacer el montaje del pastel, yo utilicé un molde desmoldadle de 20cm. Con papel de horno en la base

7. Poner una capa de bizcochos, otra de crema y encima de ésta el delicioso dulce de leche

8. Repetimos las capas

9. Terminar espolvoreando cacao

10. A la nevera de un día para otro

¡LISTO PARA DISFRUTAR!