La profesora Dolores Cahill de la Universidad College de Dublin ha sido una de las figuras más decentes y notables durante la presente plandemia, teniendo la valentía, siempre y en todo momento, de alertar desde el inicio de la falta total de fundamento científico de las liberticidas medidas tomadas por todos los gobiernos del planeta. Y ahora, advirtiendo sobre el matarratas transgénico.

Vacuna, entre matarratas transgénico y ruleta rusa

Desde el principio lo tuvo meridianamente claro. “La vacunación es esencialmente un experimento en la población mundial". Recientemente pronosticó que se iban a producir innumerables muertes en todo el mundo como resultado directo de la inoculación del matarratas transgénico covid-19.

En su última entrevista,  Dolores Cahill realiza la citada y funeraria y muy razonable predicción basándose en lo que ya se conoce sobradamente sobre las “vacunas”, su apresuradísimo desarrollo y la perspectiva completamente nueva que utiliza, a la sazón, ARN mensajero en lugar de los anticuerpos convencionales. Como poco, el matarratas transgénico, una ruleta rusa.

Represaliada

Y, obviamente, como todo aquel que haya osado manifestarse en contra del discurso oficial sobre la pandemia, la profesora Cahill ha padecido graves  represalias profesionales y personales. En su caso, se vio obligada a dimitir como vicepresidenta del Comité Científico de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores, peculiar entente entre la Comisión Europea y FARMAFIA destinada a promover nuevas e “innovadoras” drogas. Legales, claro. En fin.