El avance de la Comunidad de Madrid a la fase 1 implica una flexibilización y reducción de las medidas restrictivas establecidas como consecuencia del estado de alarma decretado, lo que conlleva un paulatino incremento de las actividades personales, deportivas, comerciales y de prestación de servicios que se van a desarrollar en esta región.

El principio de prudencia debe presidir la actuación de los poderes públicos debiendo minimizarse cualquier riesgo sobre la salud de las personas.

Como consecuencia de ello, y ante este nuevo escenario, resulta necesario adoptar y dar a conocer una serie de pautas y recomendaciones sanitarias específicas en materia de higiene y prevención dirigidas a minimizar el riesgo de contagio y propagación del coronavirus COVID-19, con el objeto de garantizar la salud pública y la seguridad de la ciudadanía.

MEDIDAS HIGIÉNICAS GENERALES:

1. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 40 segundos o, de no ser posible, con solución hidroalcohólica (cada 1-2 horas).

2. Evitar tocarse la cara, nariz, ojos y boca, y cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con la flexura del codo.

3. Mantener un distanciamiento físico entre personas de al menos dos metros, en todos los lugares públicos, siempre que sea posible.

4. Usar mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros.

5. Usar mascarilla cuando se utilicen los transportes públicos, así como en los privados complementarios y en los privados particulares de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, cuando todos sus ocupantes no convivan en el mismo domicilio.

6. Desinfectar de forma rutinaria las superficies de contacto, sobre todo en las zonas comunes que más se tocan (interruptores, pomos, teléfonos, etc).

7. Proteger especialmente a la población vulnerable y, fundamentalmente, a nuestros mayores.

8. Permanecer en el domicilio en caso de presentar fiebre o cualquier síntoma respiratorio y contactar telefónicamente con su centro de salud.

9. Extremar las medidas de protección y de limpieza en los domicilios en los que se convive con casos sospechosos y/o confirmados de COVID-19.

MEDIDAS POBLACIONALES ESPECÍFICAS PARA LA PREVENCIÓN DEL COVID-19:

Antes de salir del domicilio:

Asegurarse de llevar una mascarilla, y si es posible, gel hidroalcohólico.

En la calle:

Contribuir a conformar un orden similar al que forman los vehículos en carreteras y autovías: o Intentar circular por la derecha de la acera.

Respetar en todo momento la distancia de dos metros como mínimo con las demás personas que estén a su alrededor.

Si se encuentra con un conocido:

Evitar el contacto físico. 

Hablar con él o ella a una distancia de dos metros como mínimo usando correctamente una mascarilla.

Si se necesitase sentar en un banco y hay otra persona, buscar otro banco cercano y, si no es posible, con un máximo de dos personas en cada banco, sentarse en un extremo del mismo, manteniendo la máxima distancia de separación con la otra persona.

A la vuelta al domicilio:

Intentar no usar el ascensor, usando las escaleras siempre que sea posible. Cambiarse de ropa (usar ropa diferente para salir de casa y para estar en ella).

Lavarse las manos antes de tocar objetos y superficies de casa y, si es posible, ducharse.

Limpiar las gafas, el teléfono móvil, las llaves y todo lo que haya podido tener contacto con el exterior con toallita y jabón o alcohol de 70°.

En el domicilio:

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 40 segundos. Evitar tocarse la cara, nariz, ojos y boca, y cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con la flexura el codo.

Evitar compartir objetos de uso personal.

Limpiar con frecuencia superficies de las zonas comunes que más se tocan como interruptores, grifos, mandos, tablets, teléfonos, pomos. Lavar la ropa y vajilla con agua caliente a partir de 60°.

Ventilar bien todas las habitaciones, todos los días.

Extremar las medidas de protección y limpieza en el domicilio si convive con casos sospechosos y/o confirmados de COVID-19.

En su puesto de trabajo:

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 40 segundos, o de no ser posible, con solución hidroalcohólica (cada 1-2 horas). Evitar tocarse la cara, nariz, ojos y boca, y cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con la flexura del codo.

Mantener un distanciamiento físico entre personas de al menos dos metros, siempre que sea posible. Usar mascarilla siempre que no se pueda mantener la distancia física de 2 metros.

Desinfectar las superficies de contacto (mesas, ordenadores) al menos una vez al día y siempre que haya cambio de turno entre los usuarios.

Evitar compartir objetos.

Evitar entrar en contacto directo con objetos de manejo masivo (pulsadores, puertas, pomos, registradores de jornada, etc.) cuando sea posible.

Si se trabaja de cara al público, usar mascarilla, mantener la distancia de seguridad y, si es posible, incorporar una barrera protectora.

Mantener abiertas las puertas del establecimiento, con el fin de evitar el contacto con pomos y tiradores de las mismas.

Lavar diariamente el uniforme o ropa de trabajo de forma mecánica en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados.

En aquellos casos en los que no se utilice uniforme o ropa de trabajo, y esté en contacto con clientes, visitantes o usuarios, también deberán lavarse en las condiciones señaladas.

Contactar de inmediato con el teléfono 900102112 o con el centro de salud correspondiente si empieza a tener síntomas compatibles con la enfermedad.

Al hacer la compra:

Permanecer el tiempo estrictamente necesario.

Comprobar si en los establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios han adoptado medidas de seguridad para evitar aglomeraciones (control de aforo, ayuda en la organización de filas de clientes en espera, etc.).

Buscar plataformas de comercio electrónico a través de las que se pueda hacer la compra desde casa y que tengan servicio de envío a domicilio o de recogida sin tener que bajar del vehículo con el objetivo de evitar aglomeraciones.

Lavarse las manos con gel hidroalcohólico al entrar y salir de los establecimientos. Utilizar guantes y, al finalizar la compra, depositarlos en la basura.

Respetar la distancia de seguridad siempre que sea posible. Uso de mascarilla. Evitar entrar en contacto directo con los empleados.

Para intercambiar dinero o una bolsa es preferible dejarla sobre una superficie correctamente desinfectada en lugar de hacer el intercambio directo entre personas.

Pagar con tarjeta u otros medios electrónicos que no supongan contacto físico entre dispositivos (tecnología contactless) evitando, en la medida de lo posible, el uso de dinero en efectivo.

En el transporte público:

No usar en caso de presentar síntomas.

Evitar las horas de gran afluencia en la medida de lo posible.

Lavarse las manos con gel hidroalcohólico al inicio y al final del viaje si es posible. Usar mascarilla.

Mantener un distanciamiento físico con otras personas de al menos dos metros, siempre que sea posible.

Evitar sentarte justo al lado de otra persona, tratando de dejar, al menos, un sitio vacío.

En caso de que esto no sea posible, ir de pie manteniendo la distancia de seguridad.

Dar preferencia a las personas mayores a la hora de sentarse.

Evitar pagar con dinero en efectivo, usando abonos, tarjetas u otros medios que no supongan contacto físico entre dispositivos (tecnología contactless).

Evitar tocarse la cara, nariz, ojos y boca, y cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con la flexura del codo.

Evitar tocar los pasamanos de las escaleras mecánicas.

Evitar usar los ascensores.