El Plan de Vigilancia y Control de los Efectos de las Olas de Calor sobre la salud de la Comunidad de Madrid 2021 se ha cerrado el miércoles día 15 de septiembre con un registro de 26 días en alerta por calor, frente a los 51 del año, pero con la temperatura más alta de, al menos, los últimos 18 años, que se registró el sábado 14 de agosto con un valor de 42º.

El Plan de Vigilancia de los Efectos de las Olas de Calor sobre la Salud de la Comunidad de Madrid, que coordina la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, ha estado operativo desde el 1 de junio hasta el pasado 15 de septiembre, elaborando cada día, de lunes a viernes, un boletín informativo sobre los niveles de riesgo.

La Consejería de Sanidad mantuvo activada la máxima alerta, alto riesgo, durante 11 días y en 15 jornadas la alerta de precaución ante la previsión de altas temperaturas que pueden afectar a la salud de la población. El sábado 14 de agosto se alcanzó el máximo registro con una media de 42º, calculada a partir de las temperaturas máximas registradas en los observatorios de Barajas, Retiro, Cuatro Vientos y Getafe, según datos proporcionados por la Agencia Estatal de Meteorología. Esta temperatura es la más alta registrada desde hace 18 años, fecha en la que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid puso en marcha su propio Plan de Vigilancia y Control de las Olas de Calor en 2004. 

En esta campaña se han registrado tres episodios de ola de calor: uno en julio con 18 días de duración, y en otros dos períodos de alto riesgo durante el mes agosto,  de 11 días y de un día de duración, respectivamente. En total, se han observado 14 días con temperaturas registradas por encima de 36,6 º, de estos en cuatro ocasiones se superaron los 38,5º. Respecto al año pasado, las olas de calor han sido de menor duración pero de mayor intensidad.

Desde la Dirección General de Salud Pública se han activado las alertas por ola de calor comunicándolas al sistema sanitario, sociosanitario y otras instituciones como ayuntamientos y Protección Civil, al objeto de poner en marcha las acciones programadas para mitigar los efectos de las altas temperaturas.

Envío de más de 13.000 SMS sobre a situación de calor

El Plan ha contado con diversos canales para informar tanto a la población como a los profesionales socio-sanitarios, mediante la gestión del Área de Vigilancia de Riesgos Ambientales en Salud y el Servicio de Alertas de Salud Pública de la Dirección General de Salud Pública.

En total, durante este verano se han enviado 40.974 correos electrónicos informando de la situación de calor, mediante boletines que incluyen consejos preventivos, y 13.473 mensajes SMS a móviles. Por otro lado, también se han publicado los contenidos en la página web de la Comunidad de Madrid (Calor y salud) y los avisos de alertas el perfil oficial de Twitter de la Consejería de Sanidad, @SaludMadrid, y en otras de la Comunidad de Madrid.

El Plan de Prevención se dirige a la población más vulnerable a los efectos del calor, que son los niños, los ancianos y personas con enfermedades crónicas (cardiovasculares, respiratorias...). En este grupo se incluye también a los mayores de 80 años, ancianos que viven solos, con escaso apoyo socio-familiar, enfermos o con situación socio-económica desfavorecida.