Dos técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería del Hospital Gregorio Marañón ha presentado dos trabajos relacionados con los trasplantes renales y de médula ósea en el ámbito infantil. En ellos describen las acciones que llevan a cabo con el paciente y las familias en este proceso tan sumamente delicado. El contenido de estos trabajos se ha publicado en el libro del del XXXI Congreso Nacional de Técnicos de Enfermería y Técnicos en Emergencias Sanitarias, celebrado en Sevilla y donde se han presentado.

Dos técnicos en cuidados de enfermería del Hospital Gregorio Marañón han presentado dos trabajos relacionados con su desarrollo profesional en el ámbito del trasplante infantil, tanto renal como de médula ósea, que han sido seleccionados por el Comité Científico la Fundación para la Formación y Avance de la Enfermería y publicados en el en el libro del XXXI Congreso Nacional de Técnicos de Enfermería y Técnicos en Emergencias Sanitarias, encuentro donde han sido expuestos.

​Los dos trabajos han sido presentados por Elvira Mª Jiménez García, TCAE de la Unidad de Nefrología Infantil, y Mª Esther Pimentel Ibáñez, TCAE en la Unidad de Oncohematología Infantil. El primero de ellos es un póster y lleva el título: "El trasplante renal pediátrico en el HGU Gregorio Marañón. Cuidados y técnicas del TCAE". El segundo se dio a conocer mediante la ponencia: "Trasplante de médula ósea en el paciente pediátrico con células falciformes. HGU Gregorio Marañón. Cuidados del TCAE"

El póster, además, fue elegido finalista entre los 223 presentados en el Congreso y en él se recoge los cuidados y técnicas que aplica un técnico en cuidados de enfermería del Hospital Gregorio Marañón a un paciente pediátrico antes y después de realizarle un trasplante renal infantil.

Un trabajo imprescindible

Durante la preparación pretrasplante, las técnicos en cuidados en enfermería se ocupan tanto de comprobar la habitación para que esté óptima para el ingreso, como de la acogida del paciente y de la familia, ofreciéndoles la Guía de Acogida del Hospital tras su llegada. Además, se encargan de revisar los sistemas de oxigenoterapia y aspiración y de preparar todo el material necesario para los cuidados con el fin de garantizar un aislamiento protector.

Igualmente, estas profesionales recogen y registran en la Historia Clínica Electrónica importantes datos como la ingesta, las perdidas, el peso diario del paciente o la toma de temperatura dos veces por turno. Colaboran en el acompañamiento y traslado al quirófano atendiendo a las necesidades emocionales del niño y la familia y durante todo el ingreso. Junto con el resto del equipo, se ocupan de enseñar y fomentar hábitos de vida saludable. Tras el trasplante, aplican todos los cuidados pautados en coordinación con el equipo multidisciplinar para que el proceso culmine con éxito y el paciente tenga una pronta mejoría.