La Comunidad de Madrid, a través del SUMMA 112, su Servicio de Urgencia Médica, coordinó y llevó a cabo los traslados entre el 16 y el 31 de marzo de un total de 8.027 pacientes con coronavirus (COVID-19) o síntomas compatibles con una sospecha de contagio por esta enfermedad. Estas personas fueron derivadas desde su lugar de residencia a un centro hospitalario o de un hospital a otro, incluido el temporal que ha ubicado el Gobierno autonómico en IFEMA.

En total, el SUMMA 112 ha trasladado a 2.700 pacientes a IFEMA. Los 8.027 pacientes trasladados a hospitales en la segunda quincena de marzo suponen el 81% de los realizados durante todo el mes, cifra que roza los 10.000 pacientes, concretamente 9.867. Además, desde el día 20 hasta el 31 trasladó a 2.295 pacientes de alta desde Urgencias o planta desde los distintos hospitales madrileños.

El SUMMA 112 ha sido uno de los ejes esenciales sobre los que ha pilotado la atención sanitaria motivada por la pandemia del COVID-19, por su papel de regulador de la prioridad asistencial de los pacientes desde su Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias.

También refleja este papel coordinador las cifras de actividad acometida por los más de 2.000 trabajadores de este servicio de emergencias, médicos, enfermeros y Técnicos de Emergencias Sanitarias (TES), junto con el personal administrativo. Así, los profesionales del SUMMA 112 han dado respuesta durante el pasado mes de marzo a un total de 223.897 llamadas, y han atendido con sus UVI móviles, Vehículos de Intervención Rápida, Unidades de Atención Domiciliaria y ambulancias a más de 36.000 pacientes, una media de 1.200 al día.

También ha ofrecido consejo médico telefónico a casi 20.000 pacientes y consejo sanitario enfermero a más de 17.000 personas con síntomas en su domicilio, en coordinación con Atención Primaria, que ha realizado el seguimiento de los afectados leves. Asimismo, profesionales de este servicio componen la plantilla sanitaria en el Hospital temporal de la Comunidad en IFEMA. En concreto, el SUMMA 112, con el respaldo del SAMUR-Protección Civil, se hace cargo de la actividad asistencial nocturna y en fin de semana.

MÁS DE 580 TRASLADOS DE PACIENTES EN ESTADO CRÍTICO

Los traslados de los pacientes con COVID-19 durante este mes han sido realizados por las unidades de Soporte Vital Avanzado del SUMMA 112 y por la red de ambulancias básicas, en función de la gravedad. Así, un total de 586 casos fueron de pacientes en estado crítico, que tuvieron que ser realizados en Soporte Vital Avanzado: 432 desde los lugares de residencia de los pacientes y 154 entre hospitales de la red pública y privada.

Las UVI móviles del SUMMA 112, un total de 28 operativas cada día y durante las 24 horas, están equipadas con el mismo aparataje electromédico que la UCI de un hospital pero sobre cuatro ruedas. La dotación humana se compone de médico, enfermero y dos TES, especializados en emergencias y entrenados para el manejo del paciente crítico y de maniobras complejas, como la intubación, además de la disposición de los EPI de protección individual para atender al paciente infecto-contagioso en virtud de los protocolos habituales del servicio.

Asimismo, existe un equipo de profesionales especialmente entrenados para el traslado de pacientes con riesgo biológico que, de manera voluntaria aunque remunerada, durante todo el año realizan doblajes de turnos para atender estos casos. Bajo la Coordinación del Departamento de Catástrofes y Servicios Especiales del SUMMA 112, estos profesionales de las tres categorías han asumido, de manera fundamental aunque no exclusiva, el circuito de las UVIS COVID, como las han denominado, para los casos más críticos entre los contagiados por el coronavirus.

El resto de profesionales también acreditan la formación y las competencias, además de contar con los mismos medios físicos como los EPI, para atender pacientes con coronavirus, por lo que parte de estos pacientes críticos han sido atendidos por los soportes vitales avanzados del operativo diario. 

Tanto los profesionales como las UVI móviles del circuito COVID y las destinadas a garantizar la emergencia ordinaria son sometidas a escrupulosos procesos de desinfección y descontaminación, que, en los últimos días y en el caso de los vehículos, están siendo reforzados por los Bomberos para acortar los tiempos, dado el incremento de la actividad.

La cifra global de casi 10.000 traslados en marzo también incluye la coordinación que realiza el SUMMA 112 de todos los traslados de pacientes no críticos en ambulancias de soporte vital básico. En este sentido, destaca la colaboración de Cruz Roja, el SAMUR-Protección Civil y la Unidad Militar de Emergencia (UME), que han puesto a disposición del Servicio de Salud diferentes vehículos, incluso autobuses, para el traslado colectivo de pacientes en estado leve.

Si atendemos al origen y destino de los traslados durante todo el mes de marzo, dos terceras partes, un total de 6.390 pacientes, fueron llevados desde su domicilio al hospital y 3.477 fueron traslados entre hospitales públicos y privados. De todos ellos, 586 estaban en estado crítico: 432 en domicilio y 154 fueron trasladaros de un hospital a otro.

LAS LLAMADAS SE HAN TRIPLICADO

Durante el mes de marzo, el SUMMA 112 recibió un total de 223.897 llamadas en su Centro Coordinador ubicado en la calle de Antracita, que primero ha sido desdoblado y, posteriormente, ampliado a tres ubicaciones para poder asumir el refuerzo de efectivos y las medidas de protección y separación personal.

Esta cantidad de llamadas supera a las recibidas en enero (109.817) y febrero (98.114) juntos y sumados, dos meses tradicionalmente de mucha actividad por las patologías asociadas al frío. Durante el mes de marzo, la cifra de incidentes diarios asciende a 7.222 de media cuando en marzo de 2019 fue de 3.096. No obstante, la distribución de las llamadas en el calendario no fue regular, sino que responde al ascenso exponencial que ha vivido el contagio.

Así, el 7 de marzo ya se superaron las 6.000 llamadas, el doble de la media diaria habitual, que está en 3.000. El 9 de marzo se pasaron de las 7.000, y el día 13, las 9.000. El día 25 se batió un récord histórico en el servicio: 9.468 llamadas. Estas cifras han motivado un gran esfuerzo de soporte tecnológico a este servicio para lograr que no hubiera caídas del sistema. Desde el día 30, la cifra de llamadas está en descenso, si bien en unos parámetros aún muy superiores a la actividad normal.

Es esencial la labor de regulación médica, de la mesa de enfermería y de los locutores (Técnicos de Emergencias, también personal sanitario en Madrid), que asignan los recursos móviles y movilizan a los equipos sanitarios, para poder responder a la demanda asistencial en función de la prioridad.

En este sentido, destaca que durante el mes de marzo un total de 19.434 pacientes obtuvieron consejo telefónico de un médico del SUMMA 112 acerca de su sintomatología (consejo médico que se ha duplicado), y 17.419 por parte de un enfermero (el consejo por parte de enfermeros ha aumentado un 287%).

Este consejo sanitario, junto con la labor del teléfono 900 102 112 y de Atención Primaria, ha sido esencial para que solo los pacientes que lo requerían acudiesen a un centro sanitario.