Descubre que alimentos nos aportan vitamina D para compensar así la falta de sol que estamos sufriendo durante estos días de confinamiento.

Vitamina-D-alimentos-1

La vitaminia D es fundamental para nuestra salud en muchos aspectos y estos días en casa podemos recurrir a ciertos alimentos que compensen en medida la falta de ésta. Normalmente adquirimos esta vitamina a través de los rayos solares y la exposición a la luz natural, con lo que durante esta cuarentena nos vemos obligados a obtenerlos recurriendo a otras fuentes, como son los alimentos que a continuación te recomendamos incluir en tu dieta.

infografia-vitamina-D

 

Pescado azul como la mejor fuente de vitamina D

pescadoazul

Pescados como el salmón, el atún, la caballa y las sardinas nos aportan la vitamina D que tanto buscamos estos días. Se recomienda comer este alimento unas 3 o 4 veces a la semana, alternándose comúnmente con el pescado blanco.

Para nuestra suerte, el pescado nos ofrece tantas formas de cocinarlos y tanta variedad de platos que difícilmente nos podemos cansar de él.

vitamina_d_g

Caballa o verdel escabeche

1585707624_345590_1585707907_noticia_normal

La carne de la caballa supone una buena fuente de proteínas y contiene diferentes vitaminas y minerales. Entre las vitaminas se encuentran las del grupo B como la vitamina B1, B2, B3, B6 y B12.  El consumo de caballa, así como de otros pescados azules, es recomendable debido a que contribuyen a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Además, la carne de la caballa supone una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y contiene diferentes vitaminas y minerales. 

En cuanto al contenido en minerales de la caballa, destaca la presencia de potasio, fósforo, magnesio, yodo, además de hierro, aunque éste último en cantidad inferior comparado con las carnes. Todos los elementos minerales desempeñan interesantes funciones en el organismo. El potasio es un mineral necesario para el sistema nervioso y la actividad muscular e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Por otro lado, el fósforo está presente en los huesos y dientes.

Calabacines

Un calabacín de 250 g aporta solo unas 48 calorías, pero acompañadas de abundante fibra y cantidades notables de nutrientes esenciales: ácido fólico, potasio, hierro, manganeso, vitamina A y vitamina C (teniendo en cuenta que esta última solo se aprovecha si se consume crudo o ligeramente cocido al vapor).

chips-calabacin_edf6a77e_900x900

Siempre que se consuma crudo o ligeramente cocido al vapor, destaca su contenido de vitamina C. Un calabacín mediano crudo (250 g) aporta el 60% de las necesidades diarias.

Es significativa la presencia de vitaminas del grupo B, esenciales para la obtención de energía. Importante es la cantidad de ácido fólico, vitamina decisiva para la salud del sistema nervioso y el sistema inmunitario. 

Los productos lácteos enteros y los huevos

img_lsanfelix_20190531-103014_imagenes_lv_getty_istock-910881428-kzfB--656x438LaVanguardia-Web

La leche, sus derivados y los huevos son otros de los productos que, en menor medida siempre que el pescado azul, nos ofrecen vitamina D.

Por parte de los lácteos, es importante que sean enteros, por lo que los productos desnatados o semidesnatados no nos aportarán el mismo valor de vitamina D, ya que necesita de la grasa natural de la leche para sintetizarse correctamente. Lo mismo ocurre con los derivados lácteos.

Los huevos la concentran principalmente en la yema y debemos tener presente que no se recomiendan más de dos o tres raciones por semana. 

Los champiñones y todas sus posibilidades

Ecopouch-2-1-e1528319066980

Los hongos son otra fuente que nos pueden ayudar en estos días en aumentar la vitamina D a través de la alimentación. En ciertos tipos de hongos se aumenta el contenido de esta vitamina al exponerlos al sol, por lo que popularmente el champiñón del sol (Agaricus blazei) es uno de los más interesantes en este aspecto.

Se trata de un alimento muy versátil que nos puede dar gran juego en la cocina y lo podemos preparar de muchas maneras diferentes.