El dispositivo especial de detección de la COVID-19 puesto en marcha por el Ayuntamiento de Madrid en la sede de la Policía Municipal en la Casa de Campo concluye esta semana su actividad tras realizar más de 32.000 pruebas a los empleados municipales. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, lo visitó ayer y agradeció su trabajo al equipo sanitario de Madrid Salud, organismo autónomo del Área de Portavoz, Seguridad y Emergencias, que lo ha llevado a cabo.

Este dispositivo especial arrancó el pasado 25 de marzo, tras adquirir Madrid Salud una partida de 10.000 pruebas diagnósticas por PCR para detectar la presencia del virus entre los trabajadores municipales. El objetivo de este dispositivo ha sido conocer y controlar la situación respecto a su transmisión, evitando al máximo los contagios y reintegrando a los profesionales a su servicio una vez resuelta la infección.

Las pruebas inicialmente se destinaron a los servicios municipales declarados esenciales desde el inicio del estado de alarma (Policía Municipal, SAMUR-Protección Civil, Bomberos, SAMUR Social, Servicios Funerarios de Madrid, Madrid Salud, etc.), para extenderse posteriormente a todos los trabajadores del Ayuntamiento de Madrid. 

En este tiempo han trabajado en el dispositivo 40 efectivos de Madrid Salud (profesionales de enfermería, medicina, auxiliares sanitarios y de laboratorio y también de labores de coordinación y logística no estrictamente sanitarias pero cruciales para el éxito del dispositivo), a los que ha felicitado por su trabajo el alcalde, acompañado de la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, y del gerente de Madrid Salud, Antonio Prieto. La Policía Municipal, que ha cedido su sede para acoger las pruebas, ha controlado los accesos y la organización, labor que también ha agradecido Almeida. 

Tras las pruebas en la Casa de Campo, el análisis de las muestras nasofaríngeas por el procedimiento de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y de los test de sangre capilar que se han realizado de forma puntual cuando ha sido necesario, se han llevado a cabo en el Laboratorio del Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA) para la obtención de los resultados y, más adelante también, en el Laboratorio SYNLAB Diagnósticos Globales. Además, se ha recogido información relacionada con la COVID-19 y otras variables de salud del personal testado, previo consentimiento, para realizar estudios epidemiológicos que informen sobre la evolución del virus.

Alrededor de 800 trabajadores municipales positivos

Desde que arrancaron las pruebas, el pasado 25 de marzo, se ha identificado a unos 800 trabajadores municipales con resultados positivos, a los que se les ha hecho seguimiento hasta comprobar que resultaran negativos. En cuanto a la evolución del porcentaje de positivos, pasó del 8,3 % en los primeros días de las pruebas al 3,9 % que arrojan los test realizados actualmente.

El dispositivo especial dejará de funcionar en la Casa de Campo pero abrirá sus puertas en la sede de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), en Sanchinarro hasta finales de julio, para instalarse después en el Laboratorio de Análisis Clínico de Madrid Salud, en la calle Montesa, 22 (distrito de Salamanca).