En Estados Unidos, uno de los países donde el consumo de cannabis es legal en algunos de sus estados, el consumo de cannabis en adultos mayores de 65 años de cuadruplicó en tan solo tres años. Los prejuicios sobre esta planta están siendo desplazados por los beneficios de sus componentes en la medicina alternativa. En esta oportunidad, te contaremos por qué los adultos están siendo cada vez más receptivos al uso de esta planta.

 

1. Alivia el dolor

El tetrahidrocannabinol (THC) en combinación con el cannabidiol (CBD) son los principales componentes del Cannabis y alivian el dolor crónico en pacientes con fibriomialgia. Por esta razón, existen cremas tópicas, píldoras o variedades de cannabis como la cepa de cannabis Amnesia Haze que contienen un alto nivel de THC en comparación con su contenido de CBD.

Dado que el THC es responsable de otorgar ese subidón de euforia, este tipo de productos se deben consumir con calma y prudencia para que otorguen una sensación muy agradable y energética que actúe como analgésico en el dolor neuropático crónico.

 

2. Suaviza ciertos síntomas del Alzheimer

 

El THC del cannabis inhibe la enzima acetilcolinesterasa, encargada de desgastar los neurotransmisores de la memoria y los procesos cognitivos. Estos efectos son los mismos que ejercen muchos medicamentos recetados contra el Alzheimer. Además, los cannabinoides ayudan a disminuir la ansiedad, agresividad y favorecen el apetito durante esta etapa.

En pacientes con demencia severa, se demostró que productos como el aceite de CBD son beneficiosos para aliviar la agitación relacionada con el Alzheimer, siendo un tratamiento seguro para aliviar síntomas de conducta en este tipo de pacientes.

 

3. Combate el insomnio

 

Los adultos mayores son propensos a desarrollar ansiedad y con ello cuadros severos de insomnio. Muchos manifiestan que mantienen un sueño inquieto, sin descansar y con muchas dificultades para quedarse dormidos. El CBD tiene propiedades ansiolíticas que ayudan a conciliar el sueño mucho más rápido, siendo una alternativa natural a los medicamentos depresivos.

En este caso, no todo el cannabis es beneficioso sino solo uno de sus cannabinoides, el CBD, ya que el THC a largo plazo puede afectar la calidad del sueño. Por esta razón, es común ver en el mercado gominolas de CBD para dormir o aceites de CBD con aplicación sublingual para estos propósitos.

 

4.Contiene propiedades antiinflamatorias

 

El CBD ha presentado evidencias de éxito para afecciones asociadas a las convulsiones. De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó un medicamento recetado de CBD llamado Epidiolex para las convulsiones.

El cannabidiol o CBD reduce la inflamación de las moléculas citocinas y las células del cerebro conocidas como microglía. Esta acción antiinflamatoria también es responsable de combatir trastornos como la ansiedad y la depresión.

 

¿El cannabis es seguro para los adultos mayores?

Antes de iniciar cualquier terapia basada en cannabis para adultos mayores, es fundamental analizar cada caso de forma personalizada para evaluar riesgos y beneficios. Además, los adultos mayores suelen ingerir otras variantes de medicamentos para diferentes afecciones así que es vital consultar sobre la interacción de estas sustancias con los componentes del cannabis.

Normalmente, el tratamiento se inicia con una dosificación muy baja y lenta. Un especialista en medicina alternativa debe monitorear el progreso de cada paciente para identificar efectos secundarios y llegar a una dosis estable.