La Comunidad de Madrid, considerada referente internacional en la investigación vitivinícola, ha sido sede del Curso Internacional de Ampelografía –campo de la botánica que concierne a la identificación y clasificación de las vides-. Este encuentro, planificado por la Organización Internacional del Vino (OIV), ha reunido a 27 expertos botánicos, genetistas, agrónomos e investigadores vinícolas de 11 países, entre el 6 y el 10 de septiembre, en la finca experimental El Encín de Alcalá de Henares.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mariano González, ha destacado la fuerte apuesta del Gobierno regional por la investigación y la colaboración público privada “para seguir contribuyendo a aumentar la calidad de los vinos madrileños y, con ello, favorecer la rentabilidad de viticultores y bodegas madrileñas”.

González ha entregado a cada uno de los participantes un diploma de asistencia, y ha estado acompañado durante el acto por el gerente del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), Sergio López, y por el director de la OIV, Pau Roca. El viceconsejero ha agradecido a la OIV la elección de “Madrid para albergar este curso después de casi dos años de inactividad presencial por el COVID-19” y, ha mostrado su reconocimiento hacia la investigación que se desarrolla en la región en el ámbito de la ampelografía, “fundamental para la elaboración de caldos de calidad”.

La investigación madrileña como referente

A lo largo de los cinco días de duración del curso, los investigadores madrileños del IMIDRA, Félix Cabello, Gregorio Muñoz y Teresa de Andrés, han situado en el ámbito internacional los avances que están llevando a cabo en la región dentro de las ciencias que estudian la vid.

Por un lado, han ahondado en el trabajo que siguen realizando sobre la historia de la Ampelografía, de forma que los participantes han podido entender la evolución de las variedades en España a lo largo de la historia y su influencia en América Latina y, por otro, en los resultados en genética vegetal y en los métodos actuales de descripción e identificación de variedades de vid.

Además de la parte teórica del curso, los asistentes han podido llevar a cabo diferentes actividades prácticas guiados por los expertos madrileños, como la identificación en grupos de variedades a partir de hojas de vides, varias catas de vino dirigidas por responsables de la D.O. Vinos de Madrid, charlas con bodegueros de la región y visitas a distintas instalaciones pertenecientes al IMIDRA.

Entre ellas, a la bodega experimental de El Encín, donde se realizan los ensayos de vino con las diferentes variedades de vid de la región; a la colección de variedades de vid más grande de España, también situada en la finca de Alcalá de Henares, con más de 3.000 accesiones y 120 años de antigüedad, y, por último, a la finca experimental El Socorro, situada en Colmenar de Oreja, única en Europa dedicada en exclusiva a la investigación vitivinícola.

Los investigadores han mostrado parte del fruto de su trabajo con la identificación, clasificación y conservación con la recuperación de una variedad de vid autóctona de la Comunidad de Madrid, la Rayada melonera. Esta variedad, cultivada en la región en el siglo XVIII y a punto de perderse, está sirviendo en la actualidad para ensayar un tipo de vino que contribuya a distinguir los caldos madrileños.

La próxima edición del Curso Internacional de Ampelografía tendrá lugar en París en julio del año 2022.