Pablo Hertfelder García-Conde, es presidente del Instituto de Política Social, un reconocido líder social y político que ha abarcado grandes titulares en la prensa española pese a su temprana edad, con 23 años, este joven se ha convertido en un referente político y social. 

El presidente del Instituto, ha advertido ante los medios de comunicación este Miércoles que la considerada vacuna de la COVID19, no está lista para poder salir de los laboratorios, a su juicio, esta vacuna necesita de preparación y experimentación a largo plazo, es más, señala que las vacunas no pueden estar listas antes de mínimo cuatro años de experimentos. 

También ha denunciado públicamente que las Comunidades Autónomas quieran imponer una multa de hasta 3.000€ a las personas que no se vacunen por inseguridad o inconformidad, ya que matiza, esta vacuna debe ser de libre elección. 

“No creo que esta vacuna esté preparada, pongo en duda la eficacia, ¿Qué  efectos secundarios tendrá?, no lo sabemos y es lo que más preocupa a la  sociedad española. Considero que la vacuna debe prepararse con más tiempo,  no confío en que en menos de 1 año, la vacuna ya esté lista. Es prácticamente  imposible.” indica Pablo Hertfelder García-Conde, presidente del IPSE. 

También ha señalado que es fundamental recordar que la  vacuna debe ser “libre”, sin imposición, a juicio de Hertfelder García-Conde, esta vacuna está significando una imposición, desde el momento en el que se  amenaza con multar a aquellos que no quieran vacunarse por inseguridad o  miedo. También ha pedido a las Comunidades de Castilla y León, Andalucía,  Cataluña, Castilla la Mancha, Madrid, Galicia y Navarra que por favor no se  olviden que la vacuna no puede ser una imposición, sino una proposición. 

Pablo Hertfelder García-Conde: “Para que una vacuna sea efectiva deben pasar años y multitud de pruebas, no me fio de la vacuna de la COVID19, no se puede multar a quien no quiera vacunarse”. 

“Las comunidades autónomas deben garantizar la libertad de elección, no se  puede multar a las personas que se nieguen a vacunarse, desde luego que una  vacuna de este tipo, no es un juego, es un tema serio. Hay mucho miedo social  con los efectos secundarios que pueda dar esta vacuna, por ello pedimos  libertad y pedimos que se realicen más ensayos y preparaciones antes de que  esta vacuna salga a la luz. Invito a los políticos responsables que primero se  vacunen ellos y veamos el efecto que producen, luego ya irá el efecto dominó” sentencia Hertfelder García-Conde, presidente del IPSE.