Los audífonos para la pérdida auditiva representan una solución para el problema de comunicación de personas con sordera de leve a moderada; sin embargo, estos dispositivos demandan una adaptación y ajuste personalizado.

¿Que son los audífonos para personas con discapacidad auditiva?

También conocidos como audífonos para la sordera, de aparatos electrónicos cuyo diseño les confiere la capacidad de amplificar los sonidos. Sus componentes, se encargan de captar las ondas sonoras y transformarlas en señales eléctricas, que posteriormente serán modificadas convirtiéndose de nuevo en sonido. Puede ampliar información aquí

Características de los audífonos para la sordera

Pese a la existencia de una amplia variedad de modelos, la mayor parte de ellos comparten ciertas características básicas, estas son:

  • Se denominan igualmente prótesis auditivas
  • No demandan cirugía de implantación
  • Su funcionamiento se resume en la amplificación del sonido
  • Son de uso externo
  • Algunos modelos incluyen moldes auriculares que se ajustan al contorno del conducto auditivo, facilitando la transmisión del sonido

Adicionalmente, incluyen una serie de características opcionales en función de las necesidades del usuario, garantizando la mejora de su capacidad de oír en determinadas situaciones, por ejemplo:     

  • Reducción de ruido, incluso del que produce el viento
  • Micrófonos direccionales que optimizan la captación de los sonidos.
  • Pilas recargables, mejorando su mantenimiento y disponibilidad.
  • Telebobinas que facilitan la audición al hablar por equipos móviles compatibles.
  • Conectividad inalámbrica con ciertos dispositivos compatibles con Bluetooth, desde smartphones y televisores, hasta reproductores de música y ordenadores.
  • Controles remotos que permiten el ajuste de sus funciones.
  • Entrada de audio directa, programación variable según las necesidades auditivas y entornos y sincronización en caso de utilizar dos audífonos.

¿Cómo funcionan los audífonos para la pérdida auditiva?

Aunque al morir las células ciliadas del oído interno no existe manera de revertir la pérdida, la capacidad auditiva puede verse considerablemente mejorada gracias a los audífonos. Esto obedece a que su diseño amplifica la intensidad de los sonidos, haciéndolos más fuertes y facilitando su entendimiento.

Para ello, los las prótesis auditivas incorporan los siguientes elementos:

  • Micrófono: encargado de captar el sonido
  • Amplificador: incrementa el volumen
  • Receptor: envía el sonido al canal auditivo

En el particular de los modelos más modernos, el sonido es transmitido por sus micrófonos hasta un circuito integrado de computadora que mejora la audición del usuario al realizar dos funciones básicas: por un lado ajustar el volumen, y por el otro, amplificar las frecuencias necesarias.

De esta forma, los especialistas en audición tienen el conocimiento necesario para programar un audífono digital de forma tal que su funcionamiento se ajuste al patrón específico de pérdida auditiva que presente el usuario.

Tipos de audífonos para la pérdida auditiva

Si bien la variedad de modelos parece interminable, los audífonos para sordera se clasifican de acuerdo al lugar en el que ocupan en el oído, existiendo entre los modelos más modernos, seis grandes tipologías:

Audífono con receptor en el canal (RIC= Receiver in The Canal)

Comodidad, estética y diseño moderno son las características que definen a este tipo de audífonos. Su anatomía, permite ajustarlo discretamente entre la oreja y el cabello de los usuarios; en cuanto al cable de conexión que los une al receptor en el oído, su grosor no supera el de un pelo, pasando bastante desapercibidos.

Ventajas

  • Discreción y portabilidad.
  • Posibilidad de adaptarse hasta en pérdidas auditivas que exigen mucha amplificación
  • Cuentan con procesador digital que garantiza la calidad de sonido
  • Versatilidad gracias a un parlante externo que no requiere molde

Adicional a estas razones, los audífonos RIC lideran el mercado presumiendo de tecnología de punta; los modelos más innovadores suelen incluir conectividad Bluetooth y batería recargable.

Audífono intracanal interno (CIC= Complete In Canal)

Los audífonos CIC se distinguen por ser prácticamente invisibles al ir introducidos en el oído y ser los más pequeños. Su uso es recomendado para personas con pérdida auditiva leve a moderada.

Ventajas

  • Opción discreta y de rápida adaptación
  • No requieren carcasa a medida
  • Facilidad y seguridad de extracción
  • Posibilidad de controlar desde cualquier Smartphone
  • Sistema Click and Fit que permite llevarlos puestos el mismo día de la compra

Audífono retroauricular (BTE = Behind The Ear)

Su compatibilidad con cualquier clase de pérdidas auditivas hace del modelo el más indicado para personas con pérdida de audición que demanda mucha amplificación.

Constan de un molde fabricado a la medida, abarcando desde la cavidad de la oreja hasta el primer tercio del canal auditivo externo, mismo que, mediante una sonda de plástico, se conecta al audífono.

Ventajas

  • Diseño intuitivo que facilita el uso en niños, adultos y adultos mayores.
  • Tienden a incorporar botones.
  • Compatibles con dispositivos que utilizan tecnología Bluetooth sin necesidad de transmisores.

Audífono oído abierto (Open Fit)

Recomendados para pérdidas leves y moderadas, su estructura consta de un tubo delgado que a través de un domo, ingresa al oído eliminando la necesidad de esperar un molde.

Ventajas

  • Diseño discreto
  • Facilidad de adaptación al ubicarse por detrás del oído
  • Opción estética para quienes han sufrido rotura timpánica o están imposibilitados del uso de audífonos RIC
  • Algunos modelos posibilitan la conexión vía Bluetooth y control remoto utilizando equipos móviles

Audífono intraauricular (ITE = In The Ear)

A diferencia de los otros modelos, su construcción es personalizada, esto implica que su estructura externa consta de una pieza elaborada de acuerdo a la medida de la cavidad de la oreja, extendiéndose hasta el primer tercio del conducto auditivo externo.

Ventajas

  • Mayor autonomía al incluir pilas de máxima duración.
  • Manejo total desde sus botones.

En contraposición, los audífonos ITE son los más grandes en tamaño respecto a un CIC.

Audífono intracanal (ITC = In The Canal)

Si bien se consideran una derivación de los audífonos intraauriculares, difieren de estos al reducir un poco su dimensión; el porqué de ello obedece a que su estructura externa, solo adopta la forma obtenida con un molde de medida que corresponde al tercio exterior del canal auditivo hasta la cavidad de la oreja.

Ventajas

  • Adecuados para pérdidas auditivas de leves a moderadas
  • Menos costosos

Recomendaciones a considerar antes de comprar un audífono para sordera

Cuando se trata de audífonos para sordera, la principal clave para una compra acertada es solicitar una prueba auditiva personalizada al proveedor. Asimismo, una vez elegido el modelo adecuado, el especialista o audiólogo tendrá que explicar las pautas del correcto uso, limpieza y almacenamiento.

Asimismo, conviene que el especialista del centro auditivo programe un seguimiento, manteniendo una comunicación telefónica continua a fin de verificar el proceso de adaptación.

Será necesario verificar la compatibilidad del dispositivo con el móvil, en el supuesto de incluir la característica. Finalmente, resulta aconsejable practicar actividades regulares y tener en cuenta la necesidad de tomarnos el tiempo para la completa adaptación.

¿Cómo elegir el audífono adecuado?

El mejor audífono será el que más se adecúe a sus propias necesidades, por lo que la decisión final dependerá de diversos factores, entre los principales, el estilo de vida y la gravedad de la pérdida auditiva. De igual manera, hará peso en la decisión la marca y el nivel de discreción que se quiera disfrutar.

Información ofrecida por el Instituto Integral audiológico en Madrid, audífonos de calidad con más de 20 años de experiencia en el sector, ayudando a personas con problemas de audición.