Un grupo de 12 mujeres, pacientes en tratamiento oncológico en el Hospital Universitario Infanta Cristina (Parla) con edades comprendidas entre 30 y 61 años, ha culminado el Camino de Santiago. Un equipo de profesionales del centro hospitalario, formado por una oncóloga, dos enfermeras, una auxiliar y un fisioterapeuta, además de un vehículo de apoyo, acompañaron al grupo durante todas las etapas para prestarles soporte en caso de necesidad.

El grupo realizó la peregrinación por el Camino Portugués, desde la localidad de Tui, en la frontera con Portugal, hasta Santiago de Compostela, un total de 127 kilómetros que recorrieron en 5 etapas a una media de 25 kilómetros diarios. 

El viaje incluyó la variante espiritual –conocida como la Traslatio- que consiste en recrear el camino que siguieron los restos del Apóstol en su traslado en un  barco desde Vilanova de Arousa hasta Pontecesaure, desde donde continuaron a pie desde Padrón hasta Santiago. A la llegada a la capital gallega fueron recibidas por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, en la Plaza del Obradoiro. 

A través del reto común de compartir experiencias en torno al cáncer y cerrar de una forma simbólica una etapa muy dura en la vida de estas mujeres, el Hospital Universitario Infanta Cristina ha organizado esta peregrinación a Santiago con el objetivo de concienciar a la sociedad acerca de la enfermedad mediante una actividad colectiva; estrechar la relación entre las pacientes y los profesionales implicados en su tratamiento; contribuir a mejorar la autoestima de las pacientes con un refuerzo positivo a través de la superación personal, y concienciar sobre la importancia de ejercicio físico por sus beneficios para la salud. 

Las pacientes fueron seleccionadas por el Servicio de Oncología del hospital, donde reciben los tratamientos para su enfermedad, en función de sus condiciones físicas y capacidad para realizar esfuerzos. El equipo de profesionales de apoyo que las acompañó es el que ha estado en contacto diario con las pacientes durante toda la evolución de su enfermedad. Esta es la segunda ocasión que el organiza esta actividad. La primera edición se realizó en 2011 y el año pasado no fue posible llevarla a cabo a causa de la pandemia de COVID-19.