El Hospital Central de la Cruz Roja ha puesto en marcha una nueva medida con el objetivo de reforzar la seguridad clínica en el ámbito de la administración de medicación. Dicha medida consiste en que las enfermeras portarán unos chalecos de distinto color al uniforme mientras estén preparando medicación, con un logo en su espalda en el que se puede leer “Atención preparando medicación, ahora no le puedo atender”.

Con la puesta en marcha de esta acción se busca mejorar la seguridad en la preparación y administración de la medicación. La iniciativa ha surgido en el seno de la Comisión de Seguridad del Paciente y pretende evitar que el personal de enfermería sufra interrupciones mientras realiza tareas relacionadas tanto con la preparación, como con la administración de fármacos.

Además, se ha realizado una campaña de información para que los pacientes y sus familiares se conciencien sobre la importancia de no interrumpir al profesional que prepara o administra un medicamento, salvo que sea una situación de urgencia.

Del mismo modo, se fomenta el trabajo entre los propios compañeros, insistiendo en la importancia de respetar  el momento de preparar/administrar medicación. También se han reorganizado los equipos, lo que permite dedicar un tiempo diferenciado entre las acciones de cuidados y las de preparación y administración de medicación. Y, por último, se aumenta la implicación de los mandos intermedios para implementar este sistema de ayuda.