La Comunidad de Madrid distribuirá, a partir del próximo lunes 18 de mayo, menús a más de 8.200 alumnos desfavorecidos de la región. Estas comidas serán elaboradas por 13 empresas de catering especializadas, se distribuirán en 164 puntos establecidos por toda la región e irán destinadas a los estudiantes cuyas familias son beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

Desde que la Comunidad de Madrid decretase -el pasado 11 de marzo- la cancelación de las clases presenciales en los centros educativos, una de las mayores preocupaciones del Ejecutivo regional ha sido dar continuidad al reparto de menús para las familias desfavorecidas. Por ello, llegó a un acuerdo con las empresas Viena Capellanes, Rodilla y Telepizza para elaborar unos menús destinados a los más de 11.500 alumnos que tienen precio reducido en los comedores escolares, por ser sus familias perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

Gracias a esta iniciativa, los alumnos han tenido a su disposición un menú, que cambiaba cada día de la semana, y que han podido recoger en los establecimientos de estas cadenas de restauración. Desde que comenzó esta medida se han repartido 165.000 menús, con una media que en las últimas semanas ha alcanzado cerca de 5.000 diarios.