Cifras oficiales, oficialísimas pues, publicadas por la Oficina de Estadísticas Nacionales británicas, y mostrando nítida y demoledoramente, - dolorosamente demoledor todo el sórdido y genocida asunto - que los fallecimientos de críos han aumentado significativamente si lo comparamos con otros momentos donde no se administraba semejante Matarratas.

¿Quieres enterrar prematuramente a tu hijo?

El presente y minucioso análisis extraído de los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, Office for National Statistics), una suerte de INE británico, muestra las funestas y depravadas consecuencias de embutir dentro del cuerpo de niños y adolescentes semejante y transgénica y esterilizadora mierda. Miocarditis y más allá. Mucho más allá.

Recordemos que la ONS publica datos semanales sobre las muertes acaecidas en 2021 que pueden encontrarse pinchando aquí. Anteriormente se publicó un conjunto de datos sobre las defunciones para todo el periodo 2015-2019, promedio de un lustro pues, que puede consultarse aquí

Simple ejercicio de comparación y obvia conclusión: ya saben. NO  a la timovacunación de sus cachorros. Salvo que los quieran enfermar y/o enterrar/incinerar prematuramente. Y eso que no recordamos de nuevo a los masacrados en el útero materno por las timovacunas. También prematuramente. En fin.