Médicos especialistas del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos han creado un modelo informático que predice la buena evolución de pacientes diagnosticados de covid, o su riesgo de complicaciones, en los 30 días siguientes tras ser atendidos en Urgencias.

El modelo ha sido desarrollado en colaboración con la Universidad de Basilea, centro que goza de gran prestigio en investigación sobre biomarcadores. Esta herramienta, o calculadora de riesgo, está basada en el análisis de los más de 3.500 pacientes atendidos en el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos entre marzo y abril de 2020.

Se compone de siete varias variables que incluyen la edad, el grado de saturación de oxígeno, el funcionamiento de los riñones a través de la tasa de filtrado glomerular, el daño en los tejidos por medio de la lactato deshidrogenasa, la proteína C reactiva (un marcador inflamatorio), el número de plaquetas y si el paciente presenta deterioro cognitivo.

Una vez analizadas las variables disponibles, el modelo establece el nivel de riesgo individual del paciente y permite categorizarlo como de riesgo muy bajo, bajo, intermedio, alto o muy alto, ofreciendo un pronóstico de información sobre la probabilidad de buena o mala evolución. El perfil de pacientes con covid donde mayor rentabilidad clínica se puede obtener de esta herramienta es el correspondiente a los mayores de 55 años y con saturaciones de oxígeno inferiores al 96%, es decir, un perfil con mayor riesgo de mala evolución.

Esta clasificación en función del riesgo permite adecuar “el recurso sanitario a la necesidad de cada paciente, que puede ir desde el alta hospitalaria, el ingreso, la prestación de cuidados intermedios o el ingreso en una unidad de cuidados intensivos”, explica el médico especialista del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos, Juan González del Castillo.

Facilita la toma de decisiones para asignar el recurso sanitario más adecuado

El alto grado de fiabilidad de la información que proporciona esta herramienta sobre el pronóstico de los pacientes con covid, como complemento a la valoración clínica del profesional, facilita la toma de decisiones para asignar el recurso sanitario más adecuado a la circunstancia de cada persona, ya que “las herramientas de estratificación del riesgo que clásicamente se han utilizado para categorizar la neumonía comunitaria en Urgencias no son útiles en la covid, donde la mortalidad podría ser hasta un 50% superior”, añade González del Castillo.

Esta aplicación es especialmente valiosa en la toma de decisión del alta o ingreso hospitalario, disminuyendo el riesgo del alta inadecuada y evitando los ingresos innecesarios. Hasta el momento ha permitido manejar a más de 200 pacientes con neumonía de manera ambulatoria y con buenos resultados, es decir, sin necesidad de ingreso hospitalario, entre septiembre y octubre de 2020 en el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos.