La mujer ante el reto de la maternidad

Entrevista a Inma Cima, responsable de marketing de Lansinoh España

Mujer_y_Maternidad___Foto_Lansinoh_2

Feminismo y maternidad no siempre han ido de la mano, de hecho es motivo de tensión y debate en ocasiones. Encima de la mesa, suelen ponerse temas como el coste que supone ser madre por lo que pueda tener de freno o renuncia, con derivados como la conciliación o los muchos problemas a la hora de incorporarse a la vida laboral. Le preguntamos a Inma Cima, responsable de marketing de Lansinoh España, con sede en Barcelona y una de las principales empresas a nivel mundial especializadas en maternidad y lactancia, sobre estas dificultades existentes cuando la mujer consigue ser madre: “La experiencia de la maternidad supone un gran cambio para la mujer en todos los aspectos que rodean su vida, incluso la escala de prioridades cambia, pues pasa de ser mujer a ser mujer y madre, que conlleva una responsabilidad añadida a la que muchas veces cuesta adaptarse”.

La mujer no sólo tendrá una serie de cambios físicos, también psicológicos, profesionales y sociales: “La maternidad es tan intensa que muchas veces echas de menos ser amiga, esposa, trabajadora o incluso ser tu previo tú, y es completamente normal sentirse desorientada durante un tiempo hasta que te acostumbras a ese nuevo tú. Los cambios en tu cuerpo, los nuevos sentimientos y emociones que suben y bajan, tu nueva relación de pareja - ¡ahora sois padres!-, tus nuevas responsabilidades, y los proyectos futuros son retos a los que la madre se enfrentará pero que a pesar de todo, dirán sin dudarlo que ha merecido la pena”.

El papel que juega el hombre en la maternidad

Grupo_de_productos_Lansinoh__

Los roles de padre-madre del pasado han evolucionado mucho. Desde Lansinoh apoyan una maternidad y paternidad compartida, si bien como reconoce Inma Cima, la madre es la única que puede amamantar al bebé: “La pareja puede ser una parte muy activa en este proceso, desde dar cariño y confortar a la madre en sus preocupaciones, emociones y cuidados, hasta ocuparse de los otros hijos de la casa, de las tareas domésticas diarias y de las visitas que puedan agobiar a la recién mamá. La crianza es cosa de tres”.

Resheda Hagen, la mujer que fundó Lansinoh

“Curiosamente, Lansinoh nació hace 35 años de la mano de una madre lactante. Una mujer (Resheda Hagen) que vivió en su propio cuerpo alguno de los retos de la lactancia como el dolor en los pezones, lo que la motivó a explorar soluciones hasta que dio con un primer producto, la lanolina HPA, esforzándose en obtener la mejor lanolina del mundo con un grado único de pureza” – nos cuenta Inma.

Lanolina_HPA_Caja__Crema_1799_

Y es que la empresa nació en 1984 pero empezó a gestarse -nunca mejor dicho- allá por 1978 cuando nació el primer hijo de Hagen en Portland, Oregon. Resheda, tras varios días dando el pecho, notó un terrible dolor en sus pezones e incapaz de obtener ningún alivio con los productos disponibles en aquel momento, consideró destetar a regañadientes: “La animaron a seguir intentándolo y a utilizar lanolina, pero no era fácil de encontrar hasta que su marido localizó un frasco en la farmacia del hospital. Tras aplicarla, sintió alivio de inmediato y sus pezones se curaron en los días siguientes, así comenzaría a defender las bondades de la lanolina pura y aquello supuso el germen de lo que hoy es Lansinoh”.