Hay un signo de esperanza en España, pues el número de fallecidos ha descendido con relación al día de ayer. Ya es positivo el hecho de no haber sumado, lo que permite albergar la esperanza de que podamos haber superado el pico máximo, aunque hay que ser muy prudente sobre la evolución de las cifras en los próximos días.

Se ha registrado este jueves una caída en el número diario de muertes por coronavirus. Los datos publicados por el Ministerio de Sanidad señalan que en las últimas 24 horas fallecieron 655 personas, 83 menos que el día anterior. La cifra total de víctimas mortales asciende a 4.089, un 19% más, lo que alivia una subida constante durante los últimos días que se venía situando entre un 25% y un 30%.

Los datos diarios puntuales, repiten los expertos, hay que tomarlos con cautela, y es necesario ver una serie de varias jornadas para sacar conclusiones con respecto a cambios de tendencia. A lo largo de la serie ya se había producido alguna caída concreta, lo que se convirtió en una mueca en una línea ascendente imparable. De continuar la trayectoria, España iba camino de convertirse en el país con más fallecidos en un solo día, un trágico récord que tiene Italia, donde 793 personas fallecieron entre el 20 y el 21 de marzo, según las estadísticas consolidadas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Italia sí que se ha observado una estabilización, con una ligera caída en las últimas jornadas, lo que puede hacer pensar que ya ha alcanzado su pico de víctima mortales, algo que en España todavía no se puede afirmar. El país se consolida como segundo más fallecimientos totales, solo por detrás de Italia, tras haber superado a China el miércoles.