La Delegación de Bienestar y Protección Social del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes ha activado el Programa de Acompañamiento Telefónico, un dispositivo de asistencia social y psicológica destinado a las personas mayores que se encuentran en situaciones de soledad severa y no deseada.

Gracias a este programa, se atenderá a un total de 50 personas mayores en este tipo de situaciones en colaboración con el Centro de Humanización de la Salud, una forma más de seguir trabajando en el refuerzo de la protección social para los colectivos más vulnerables frente a la pandemia.

La periodicidad y la duración de la asistencia telefónica se establecen y programan a partir de una valoración psicológica previa de cada posible beneficiario. Dicha valoración tiene en cuenta el grado de soledad de la persona y sus recursos, su estado físico y psicológico, las redes de apoyo disponibles, etc.

Formación especializada para asociaciones

Con este programa de asistencia social, el Gobierno responde, por una parte, a una necesidad poco visibilizada en la sociedad, la de las personas que padecen los perjuicios de la soledad no deseada. “Por otra parte, este programa de asistencia nace de una colaboración con el Centro de Humanización de la Salud, una de las entidades sociales que forman parte de la red que se mantiene en estrecha colaboración con el Ayuntamiento y que trabaja por un Sanse más solidario en esta etapa tan difícil”. 

La puesta en marcha de este Programa incluye un curso de formación especializada para los voluntarios de las distintas asociaciones y entidades sociales de la ciudad que quieran participar e impulsar este programa de asistencia durante los próximos meses. El curso, impartido por el Centro de Humanización de la Salud, tiene una duración de 13 semanas y su finalidad es dotar a los voluntarios de las herramientas profesionales para el óptimo desempeño de este proyecto.  

Asimismo, la Concejalía de Bienestar y Protección Social considera que otro de los beneficios de este Programa es que la coordinación más estrecha entre Ayuntamiento y entidades sociales contribuye favorablemente a la detección de situaciones de vulnerabilidad y dificultades en los beneficiarios de servicios municipales. De esta manera, estas dificultades pueden ser derivadas por las asociaciones a los servicios de Bienestar y Protección Social para una pronta respuesta.