Está en marcha, psicología y magia negras mediante, un aciago y nanotecnológico plan de control neurológico de toda la población mundial. La letal tecnología 5-G, repercutiendo en los nanocables de los timovacunados. Nanotubos de carbono (memento Charles Lieber y sus sórdidos vínculos con la tiranía china). Nanotecnología exótica, ribetes cuasi de ciencia ficción (alienígena,  dirían otros). Y todo cristo pringado en el asunto. Vox, también, majetones.

 

Hipnosis planetaria

Timovacuna covidicia, además de los grafenados hisopazos que te meten por la napia: sistema de integración, pues, en la neurología humana. Los fraudulentos test, PCR y antígenos, por la tocha: ahí los nanocables de grafeno se despliegan a la perfección y se acoplan a la membrana, la penetra y llega a las neuronas. Atravesando la barrera hematoencefálica, trumpista y siniestra Warp Speed, Star Trek en lontananza, rota y atravesada. Las pirulas, ídem de lienzo. Y, por supuesto, kakunas con suculentos parásitos parasitándote.

Hipnosis planetaria de masas, masonería sabateo-frankistas, pues, detrás del comunismo, nazismo y la farsa covidiota (o la farsa ucraniana). Ilegítimos y terroristas y genocidas gobiernos títeres, utilizando tácticas de pánico al estilo chino para que someter a todo cristo. Lo dicho en tantas ocasiones, Nudge  Unit.

Pues eso, desobedece  y quítate el pañal del culo (y de la boca). Y viendo, mientras, Outbreak, cinta basada en una novela escrita por ¡¡¡ el padre de Boris Johnson!!! Virus Marburg. 1982, ocho lustros ya. Interesante novela (como la peli) sobre una pandemia causada por un mono. Tan falsario VIH/Sida. Pero “peculiar” autor.

Timokakunado, eres un cyborg

Timokakuna. Destrozo salud, pues, principiar. Las falsas vacunas covidianas(ya  eran innecesarias, inútiles y muy peligrosas las “clásicas”) están cargadas con nanotubos de carbono, mallas de nanocables que se autoensamblan, se acoplan a la neurología humana y empiezan a monitorizar o a manipular la actividad cerebral. Hibridación cerebro-máquina mediante, pues, mediante ARN mensajero y salvaje nanotecnología. Timovacunado covid, te recuerdo: eres un neuromoduladísimo cyborg con inquietante sangre holográfica correteando por tus venas. Nanomateriales inorgánicos autoensamblables y nanocintas de grafeno: un nuevo proceso híbrido de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. Nanotransistores en las células entrando en tu cuerpo cuan Perico por su casa.

Timokakuna, cual eficacísima arma biológica, en estos hodiernos tiempos de híbridas guerras. Nanochips de silicio cada vez más pequeños insertados en nuestras células. Sistema de integración, pues, en la neurología humana que utiliza nanotubos de carbono: timokakuna, interactuando explícitamente con nuestro cerebro, creciendo mediante nanoestructuras que se autoensamblan y controlándose todo el asunto a través de campos electromagnéticos externos como la mortífera 5-G, además de representar sofisticado sistema de detección y “seguimiento” celular. “Computación liquida”, atroz bautismo

Exhaustivo análisis en Argentina sobre viales de Cansino, Pfizer, Spunitk, Sinopharm y AstraZeneca. Se confirmó la presencia de láminas de grafeno, cintas de grafeno, microburbujas de grafeno, aglutinados y/ o derivados de grafeno en todas las muestras. Nanochatarras, nanomierdas, nanosensores con geométricas formas pues en la sangre de los timovacunados. El doctor Marcelo Dignani encontró microtúbulos de óxido de grafeno vistos bajo microscopía óptica: transhumanismo mediante ARN para modificar irreversiblemente nuestra sagrada genética.

Más totalitario control

¿Por qué relacionar la Declaración de Roma, como hizo la siniestra Von der Leyen (casada con un jefazo de Pfizer) a mediados de este mes con la ley europea sobre los microchips si no es para controlar a las personas a través de una red conectada? Siempre que quieren desarrollar un sistema de mayor control y coerción y represión ciudadana te cuentan que todo es por tu bien y tu comodidad. Al menos la tiranía china no disimula: se saltó esa parte a la hora de imponer el orwelliano sistema de crédito social que está detrás de la ID2020, tan Gates,  a la que pretenden someter a toda la población mundial.

Pues eso: poner en marcha la liberticida agenda 2030 ( no 20 30…y viva el español) y realizar la cuarta revolución industrial, un cambio de paradigma hacia un “cuántico” y “nuevo” orden neo-feudal de control y esclavitud a escala “global” mediante el uso de tecnología punta basada en el grafeno ( además de la proteína Espiga) y la Inteligencia Artificial. La PLANDEMIA/Evento 201, exitosísima manera de llevarlo adelante.

Genético y cerebral y más allá

Tras el citado y vomitivo y liberticida discurso de Úrsula, el fundador del Foro Económico Mundial, el genocida Klaus Schwab, “no tendrás nada y serás feliz”, se unió a sus palabras para hablar de la Ley Europea de los microchips (European Chips Act) y, curioso, de la tiránica Declaración de Roma decidida en la Cumbre Mundial de la “Salud” del 21 de mayo de 2021.  

Aseveraba tito Klaus, abundando: "Me gustaría destacar lo que has dicho sobre el European Chips Act, porque es un paso importante para crear un cerebro sofisticado para la digitalización”. Mente colmena, traducción…

…Todo fue, es y será un pretexto para tu completo control. Además de genético (y videovigilancia y pre-crimen total), también cerebral. En fin.