La revista Lancet nos lo vuelve a aclarar, por si fuese necesario Alemania y Yanquilandia, minucioso plan un plan para estigmatizar, afrentar, perseguir, joder la vida a todos aquellos que jamás nos vamos a timovacunar, estudio que os adjunto. La guerra prosigue. Te intentarán forzar, como sea – repito, como sea- y tendrás que decir NO. No queda otra.

 

Tiranía covid, fase 5 (de 6)

Actual fase de brutal acoso contra los no timovacunados, otro paso más de esta liberticida y atroz hoja de ruta PLANdémica. Tal vez la pesadilla concluya en marzo del próximo año, tal vez, por eso la actual sensación de estar forzando la máquina, apretando el acelerador.

O, quizá, el genuino móvil de semejante forzamiento contra los no timovacunados sea poner en marcha, como Baphomet manda, el puto pase verde (como medio de chantaje, como fin de control digital) mediante la terrorista farsa Ómicron : “extrañísima”  prisa por terminar con las existencias en stock de timovacunas antes de su vencimiento legal…

…Pero en tanta ocasiones, agónica cinta de Moebius. Se han cumplido todas las fases, estamos en la actualidad en la etapa número cinco: las etapas anteriores se han cumplido. Casi a la perfección. Y sin apenas reacción por parte de la peña.

Nanorouters en los timovacunados, te lo quieren ocultar

Y google, cómo no, ha bloqueado a coronainspect, un blog decisivo para  saber lo que llevan dentro de sí los diferentes viales de todas las timovacunas. Nanopulpos de carbono, y sórdido etecé. O cómo identifican a los timovacunados mediante dirección MAC (siglas en inglés de Media Access Control).

…Pues claro, nanorouters de puntos cuánticos. Enzima Luciferasa, Bill Gates mediante, clave. Y, por supuesto, implantando software en cada uno de los timovacunados. En fin.