Llevar mascarillas, disfrutar del ocio en espacios abiertos y encontrarse con amigos y familiares manteniendo la distancia de seguridad son algunas de las recomendaciones de los pediatras para que los niños, y en general las familias, puedan aprovechar al máximo este verano, marcado por el coronavirus. La Asociación Española de Atención Primaria (AEPap) ha elaborado una serie de consejos básicos.

Playas y piscinas: La posibilidad de contagio, apuntan los pediatras, en estos lugares se asocia más a la interacción social, ya que los estudios apuntan a que en espacios al aire libre y manteniendo la distancia física (de 1,5 a 2 metros), el uso de mascarilla y medidas higiénicas, el contagio es menor que en aquellos espacios cerrados y mal ventilados.

Campamentos de verano y actividades en la naturaleza: Al disminuir el virus su capacidad de contagiar en espacios abiertos, se pueden desarrollar estos campàmentos pero hay que prestar "especial atención" a guardar las medidas de seguridad, con lo que el papel de los monitores es "importante".

 

Viajes con niños: Tanto los menores como los adultos deben seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y usar mascarilla, en el caso de los niños desde los seis años, siempre que se trate de un transporte público mientras en el coche no es necesaria si se viaja con los convivientes, pero sí si viaja alguna persona ajena al núcleo familiar. No obstante, ni los niños ni los padres deben viajar, en especial en transporte colectivo, si presentan cualquier síntoma "por leve que sea" de coronavirus.

Visitas de los abuelos: Según los expertos de la AEPep, aunque los abuelos estén deseosos de abrazar y besar a sus nietos, en los primeros días deberían guardar "un cierto distanciamiento". Pasados unos días, y si ningún miembro de la familia tiene síntomas, "ya se pueden considerar convivientes y tener una vida normal con ellos".

Juegos con otros niños: Los niños podrán jugar y relacionarse con otros menores, manteniendo las medidas de seguridad y siempre que no haya síntomas compatibles con el coronavirus, "pero están más seguros en entornos con contactos escasos y controlados".

Uso correcto de mascarilla en niños: Son obligatorias desde los seis años y recomendables desde los tres y la AEPap ofrece las pautas necesarias para el uso correcto de las amscarillas, que son similares a las de los adultos: evitar en lo posible tocarla y lavarse las manos antes de ponerla. Los pediatras indican que, "en algún caso", estos objetos podrían producir irritación en el niños, con lo que habría que ir probando con cuál es con la que mejor está.

Uso de geles hidroalcohólicos: Es mejor lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos, si se van a exponer al sol, de hecho, tanto en niños como en adultos, ya que cuando están sucias el gel hidroalcohólico "no es suficiente".

Cuándo y cómo acudir al pediatra: En los centros de salud de todas las comunidades se ha habilitado la consulta telefónica, como paso previo a acudir a la consulta del pediatra. Si se indica la necesidad de acudir, hay habilitadas agendas diferentes para niños con sospecha de covid-19 y sin sospecha.