La Comunidad de Madrid inicia la próxima semana una intervención comunitaria, entre cuyas acciones se encuentra la realización de pruebas PCR a madrileños de 15 a 49 años de zonas básicas específicas de cuatro distritos de Madrid y de las localidades de Alcobendas y Móstoles.

Esta actuación se incluye en la Estrategia COVID-19 presentada hace pocas fechas por la presidenta del Gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, y comienza el lunes en el distrito de Carabanchel para proseguir el martes en Usera, el miércoles en Villaverde, el jueves en Vallecas, el viernes en el municipio de Alcobendas y el sábado en la localidad de Móstoles..

Así lo ha anunció ayer el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la visita que realizó a la sede del SUMMA 112 para expresar su agradecimiento a los profesionales de emergencias y de Salud Pública en sus labores para frenar el coronavirus.

Estrategia Covid-19

El objetivo de esta intervención es detectar precozmente la infección por COVID-19 en personas asintomáticas e indicar su aislamiento para cortar la cadena de transmisión de la enfermedad. Esta iniciativa complementa la estrategia de detección precoz, vigilancia y control que se lleva a cabo en la Comunidad de Madrid.

En las últimas dos semanas, las zonas sobre las que se va a actuar destacan por el incremento de la transmisión de COVID-19. Se citará diariamente para la prueba a 1.000 personas mediante mensajes SMS que enviará la Dirección General de Salud Pública a los participantes seleccionados.

En total, se prevé lanzar 6.000 mensajes con el texto Si no presenta síntomas, Salud Pública le ofrece PCR, especificando el día y el lugar al que acudir. Las pruebas PCR se realizarán en las áreas de Urgencias de centros de salud, en horario de 10:00 a 20:00 horas.

Un equipo de profesionales del SUMMA, formado por seis enfermeras y seis Técnicos de Emergencias Sanitarias, acudirá diariamente a las instalaciones sanitarias habilitadas para realizar la prueba de PCR.

Una vez realizada, la prueba PCR se trasladará para su análisis a los Laboratorios de los hospitales Doce de Octubre, Gregorio Marañón, La Paz y Móstoles. Los participantes recibirán una llamada de técnicos de Sanidad para informarles del resultado de la prueba, tanto si es positiva como negativa a la infección del COVID-19.

Esta intervención será complementada con actividades de educación de la salud para reforzar las medidas de prevención y la importancia del aislamiento y cuarentena en el control de la transmisión. Acciones que se llevarán a cabo en colaboración con profesionales sanitarios y de servicios sociales de las entidades municipales.

La iniciativa Intervención comunitaria en Zonas Básicas de Salud y en población joven está enmarcada en la Estrategia COVID-19. En función de los resultados encontrados, la Consejería de Sanidad adaptará las intervenciones comunitarias que sean precisas en las zonas de la región madrileña en las que se detecte un incremento de la transmisión de la infección.