El Hospital público Enfermera Isabel Zendal de la Comunidad de Madrid ha dado el alta a su paciente número 5.000 ingresado por COVID-19. Desde que este centro hospitalario entró en funcionamiento el pasado 11 de diciembre, ya ha registrado un total de 5.583 ingresos. De ellos, 232 corresponden a pacientes que han pasado por su Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 917 a enfermos tratados en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), una de las más grandes de España, dotada con 96 camas.

Asimismo, más de 40 personas han recibido tratamiento en su Unidad de Rehabilitación Funcional (URF), orientada a la recuperación de pacientes que, tras superar la fase crítica de a enfermedad, presentan secuelas graves y requieren cuidados multidisciplinares para mejorar su estado de salud y recuperar su calidad de vida.

El Hospital público Enfermera Isabel Zendal alcanzó su ocupación máxima -un total de 581 enfermos- el pasado 25 de abril. Actualmente atiende al 30% de todos los enfermos ingresados por COVID-19 de la Comunidad de Madrid, y está acondicionado para atender hasta 633 pacientes: 480 en hospitalización, 96 en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (una de las más grandes de España), 34 en UCI y 23 en la Unidad de Rehabilitación Funcional.

Por otro lado, desde la entrada en funcionamiento de su tercer pabellón como punto de vacunación masiva frente al COVID-19, se han administrado un total de 319.933 dosis en el Hospital Enfermera Isabel Zendal.