La receta de Salsa brava es una de las elaboraciones en su clase, más popular en la gastronomía española, es una inseparable de las patatas fritas en las tapas más tradicionales, nadie se libra de disfrutar una y otra vez de una ración de patatas bravas cuando se va de tapas.

646447

 

1 diente de ajo

1 cebolla dulce

50 ml de aceite de oliva virgen extra 

1 cucharada de pimentón dulce

400 g de tomate triturado

1 cucharada de harina fina de maíz

15 ml de tabasco

15 ml de vinagre de Jerez 

1 cucharadita de azúcar moreno de caña

sal

como-hacer-salsa-brava-espanola

CÓMO PREPARAR SALSA BRAVA:

Pelamos y cortamos el ajo en láminas y la cebolla en dados pequeños y los rehogamos en una sartén con aceite de oliva.

Cuando la cebolla esté transparente, retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón para que no se queme. Removemos el conjunto hasta que el pimentón se integre.

Volvemos a poner al fuego, agregamos el tomate triturado, la harina fina de maiz diluida en un poquito de agua, y cocinamos durante 10 minutos a fuego medio. Cuando la salsa haya reducido, vertemos el tabasco, el vinagre de vino, el azúcar moreno, y removemos.

Sazonamos al gusto y pasamos la mezcla a un vaso para batir. Batimos con batidora hasta obtener una textura homogénea, servimos en el recipiente que más nos guste y… ¡a disfrutar!

maxresdefault-1-3-600x469

CONSEJOS PARA PREPARAR LA SALSA:

348T_900

Aunque vayamos a triturar la salsa, aconsejamos cortar las verduras en pequeñas porciones para que al rehogar se cocinen antes.

Añadimos el pimentón dulce con la olla fuera del fuego para que no se queme y no amargue la salsa.

Diluimos la harina fina de maiz en agua para que no se formen grumos y se reparta más fácilmente la harina por toda la salsa.

El tabasco es el ingrediente que nos aportará el punto picante de la salsa.

Reducimos la salsa para que se evapore el agua de todas las verduras y se concentren más los sabores.

El azúcar moreno nos ayudará a contrastar el sabor ácido del tomate triturado. Podemos añadir el endulzante que más nos guste.

Incorporamos la sal al final de la elaboración porque de esta manera acertaremos más fácilmente la cantidad que tenemos que añadir.

salsa-brava