Son las rosquillas de nuestra infancia,  las que veíamos en las panaderías o las que hacían nuestras abuelas.

Tienen sabores caseros como el aroma de el limón o el anís.  Son al horno, para esos días que no nos apetece freír .
Ahora con esta receta la podemos preparar en casa de manera fácil a toda la familia .

Perfectas para acompañarlas con un café o chocolate. 


INGREDIENTES

250 gr. de harina
125 ml de aceite de oliva
62 ml de anís
La piel de un limon

Aceite de oliva para freír
Azúcar para rebozar


PREPARACIÓN


1. Precalentar el horno 180 grados calor arriba y abajo.

2. Calentar en una sartén el aceite con la piel de el limón.

3. Retirar el aceite cuando la piel esté doradita y colarlo .

4. Mezclar la harina con el aceite y el anís. 

5. Amasar hasta que la masa no se nos pegue en las manos .

6. Dejarla reposar 30 minutos .

7. Vamos hacer la forma de nuestras rosquillas, estiramos en forma de tiras y las unimos por los extremos. 

7 . Pasamos nuestras rosquillas a la bandeja con papel de horno .

8. Horneamos a 180 grados calor arriba y abajo unos 20 minutos.

9. Dejar enfriar dos minutos y rebozarlas por azúcar. 

¡¡A DISFRUTAR DE NUESTRAS DELICIOSAS ROSQUILLAS!!