Esta semana quería compartir con vosotr@s esta deliciosa tarta sin horno, para aquellos días que estamos un poco más perezosos y no nos apetece encender el horno, ni tan siquiera elaborar muchas preparaciones.

Es una tarta de galletas oreo , pero podéis utilizar vuestras galletas preferidas: de limón, canela, vainilla...Ser creativos y dejaros llevar por vuestra creatividad.

El relleno es de chocolate blanco, me encanta la combinación de las oreos con esté tipo de chocolate.

Este postre es ideal para esos momentos que no tenemos mucho tiempo, pero con ganas de preparar algo rico y que nuestros invitados queden sorprendidos con nuestra preparación. Yo utilicé un molde, pero también lo podéis preparar en vasitos.


Ingredientes

20 galletas oreo
200 gr. de  queso crema
200 gr. de chocolate blanco fundido
Un poco de leche para mojar las galletas

Preparación

1. Separar las galletas oreo con un cuchillo con mucho cuidado para no partirlas.

2. El relleno lo retiramos con una cuchara y lo apartamos en un bol.

3. Mojar las galletas en leche a temperatura ambiente.

4. Ponemos la primera capa de las galletas en un molde de 15 cm o en un molde de cristal.

5. Para preparar la crema de nuestra tarta: Mezclar el queso crema con el chocolate blanco fundido y el relleno de nuestras galletas.

6. Encima de nuestra capa de galletas pone la del relleno y así hasta terminar con todas las capas.

7. Finalizar la tarta con la crema de chocolate.

8. A la nevera como mínimo 6 horas, aunque lo ideal es de un día para otro.

9. Desmoldar la tarta, pasando una espátula por los laterales.

10. Decorar con mini oreos o con virutas de chocolate.

¡LISTO PARA DISFRUTAR!