Nuevo coronavirus (denominado Sars-CoV-2), como el resto de los coronavirus: todavía sin aislar y, posteriormente, secuenciar. ¿”Contagiados”? Mayúscula farsa. Tropecientos y fraudulentos test - PCR y antígenos, preferentemente- dan cifras espectaculares de falsos "positivos". Falso todo, obvio. ¿Y los muertos? Pues los de la gripe estacional de toda la vida. Ahora, tras “filomenear” un rato, ya tendrán los muertos de gripe que no tuvieron en verano y otoño, obvio. Es lo que lo tiene el frío ¿Y ciertas "rarezas", que se produjeron exclusivamente en marzo y abril, más allá de la sintomatología gripal vampirizada en su totalidad por la covid-19? Extrañísimos síndromes inflamatorios hiperagudos. O "tormentas de citocinas". Veamos sus conclusiones.

No_se_trata_de_un_virus_sino_de_control

Seis concluyentes conclusiones

1.- El Covid-19 grave es un síndrome de inmunidad alterada y no una enfermedad infecciosa.

2.- No está producida por un virus, sea el Sars-CoV-2 u otro. Puede, en todo caso, estar desencadenada por una infección vírica en determinadas circunstancias.

3.- Para que se produzca covid-grave es necesario que concurran determinadas situaciones fisiopatológicas e inmunopatológicas previas que pueden haber sido propiciadas por vacunaciones anteriores, especialmente la vacunación antigripal.

4.- Igualmente, determinadas condiciones metabólicas como diabetes, obesidad, y deficiencias de vitamina D activa, son determinantes en el Covid-19.

4.- Por esta razón consideramos el covid-19 grave como un síndrome Hemofagocitico o de Enfermedad Aumentada por la Vacuna antigripal.

5.- Otros factores coadyuvantes serían aquellos capaces de inducir inmunodepresión, especialmente linfopenia, como es el caso de la exposición a REM especialmente las de alta potencia como la 5G y la proximidad a antenas emisoras, los pesticidas y herbicidas, metales pesados y otros tóxicos ambientales.

6.- Los tratamientos con antivirales e inmunodepresores son totalmente inadecuados, mientras que el tratamiento temprano con antiinflamatorios u otros tratamientos no convencionales como los tratamientos oxidativos (ozonoterapia, peróxido de hidrógeno o dióxido de cloro) serían los más indicados.

Nino_listo

Piensa mal y acertarás...

... Pues eso. Ni virus ni nada. La vaina, otra cosa muy diferente. Lo mismo que la colza o el timosida. La gente muere, claro, pero no de aceite alguno o de inexistente Vih.

Y, como yo, muchísimo más malpensado - piensa mal y acertarás - que la gente de Médicos por la Verdad, les vuelvo a sugerir que exploren ese  fastuoso y deliberado gerontocidio de Estado. Además de otras tenebrosas y (muy) sombrías causalidades que explican el exceso de mortalidad ¡¡¡solamente!!! (vaya bichito más “listo” que solo actúa a lo “grande” durante tres semanas ) durante quince días de marzo y siete de abril. Desde mayo hasta ahora, menos mortalidad que nunca. En fin.