Por supuesto, mejor expresado: Organización Mafiosa de la Insalubridad. Todo en ella infamia, vergüenza y escándalo, bufa marioneta en manos de mafias y lobbies empresariales. Hogaño, también, títere de China. A la sazón financiada en un 80% por empresas (especialmente, FARMAFIA) y donantes privados, sobresaliendo, entre todos, el genocida Bill Gates. Con muchísima diferencia. Sus prácticas, propias de la Cosa Nostra, un no parar.

FARMAFIA, mafia química y mafia petrolera

1- En 2009, falsa alarma sobre la gripe A. Otro ejemplo sangrante, más reciente. El no reconocimiento de la Artemisia Annua a pesar de su probada eficacia en el tratamiento de la malaria. FARMAFIA, obvio.

  1. Elevadísima complacencia hacia el atroz glifosato que la propia OMS había declarado seguro a pesar de la multitud de víctimas originadas por el letal herbicida. Comercializado por la atroz Monsanto, preferentemente. La mafia química, claro.
  2. Absoluto desinterés ante las consecuencias de la contaminación vinculada a las empresas petrolíferas en todo el continente africano. La mafia petrolera en lontananza, desde luego.

farmafia21-1

Mafia verde, mafia digital, mafia nuclear, mafia militar, mafia tabaquera

  1. La mafia verde, aliada a la digital, tan NOM. De correveidile de la mafia del oro negro a bellaca palafrenera de la mafia tecnoverde. Negando la hipercontaminación que generan las denominadas energías renovables. O la letalidad de las atroces radiaciones electromagnéticas. 5G, giro de tuerca. Además de las gravísimas alteraciones medioambientales que ocasionan, tanto en su uso como su producción, los mafiosos onusinos callan.
  2. Minusvaloración, e incluso ridiculización, de la mortalidad humana en las calamidades nucleares de Chernobyl y Fukushima. Y, por supuesto, los horrores para la salud vinculados a la utilización de municiones de uranio empobrecido en las guerras de Iraq o los Balcanes. Mafias nuclear y militar, ensambladas, en tantas ocasiones.
  3. A mitad de los años cincuenta, pavorosa conspiración, inaudito cártel, oligopolio en vena, en Usa y después en todo el mundo, aglutinará a todos los grandes fabricantes de cigarrillos. En el más absoluto secreto, pondrán en marcha una estrategia para esconder los mortíferos peligros del tabaco todo el tiempo que puedan. La OMS lo supo y calló...

... Pues eso, en manos de semejante morralla estamos. Mafiosa caterva. En fin.