Desde ayer y durante los próximos días, el Gobierno de Móstoles repartirá mascarillas en las principales estaciones de transporte de la ciudad con el objetivo de reforzar, con la colaboración de las vecinas y vecinos, las medidas para evitar la expansión de la COVID-19.

Serán los voluntarios de Protección Civil los encargados de distribuir las mascarillas higiénicas entre los usuarios de tren y metro en las estaciones de Renfe Móstoles Central y Móstoles-El Soto y en las estaciones de metro de Pradillo, Hospital, Malasaña y Universidad.

El Gobierno Local quiere concienciar a la ciudadanía sobre la obligatoriedad de su uso tanto en los espacios cerrados con en los espacios abiertos. Apela además a la responsabilidad de la ciudadanía para frenar la curva de contagios. Desde el pasado viernes 2 de octubre, Móstoles está sometida a medidas de limitación de movilidad para intentar reducir la incidencia del coronavirus en el municipio.

Entre estas medidas están la prohibición de salir de Móstoles sin causa justificada, la reducción de aforos en bares y restaurantes o la limitación a 6 personas del número de asistentes a las reuniones.