El Gobierno de Móstoles subvencionará los test rápidos de antígenos que realicen las empresas del municipio, comercios y hostelería. Para ello, a través de la empresa municipal Móstoles Desarrollo adquirirá las pruebas rápidas que se destinarán a los trabajadores de los establecimientos que previamente lo soliciten.

El objetivo de la campaña es seguir reforzando los mecanismos para minimizar los riesgos de expansión de la COVID-19 y ofrecer más garantías de seguridad a los trabajadores y clientes de los diferentes establecimientos del municipio. No solo para garantizar el bienestar de todos, sino también para apoyar la reactivación de la economía local. La medida favorecerá, sobre todo, a aquellas empresas que por su situación económica no pueden asumir el coste de realizar estos test a toda su plantilla, como es el caso de muchas empresas de hostelería, uno de los sectores más perjudicados por las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia.

Para poder recibir los test rápidos de antígenos para sus trabajadores, los establecimientos tendrán que cumplir una serie de requisitos: estar al corriente del cumplimiento de las obligaciones tributarias, de Seguridad Social y no tener deudas pendientes con el Consistorio.