Esta es una de las muchas variantes que tiene el café y sus formas de prepararlo. En este caso es un tipo de preparación típica de las Islas Canarias. Quizá no lo conozcas porque es una elaboración de café que no ha llegado a instaurarse en la península. Esta elaboración lleva licor y leche condensada, por lo que no sería recomendada para un consumo frecuente, en una dieta saludable no debería ser habitual.

probando-el-mejor-barraquito-del-mundo

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El café es una de las bebidas más consumida en todo el mundo. Es uno de esos alimentos sobre los que giran las relaciones sociales. Existen muchos tipos y podríamos decir que cada café es un mundo y varía mucho su cantidad de cafeína o sabor.

a2412737330_10

También existen opciones descafeinadas para disfrutar de su sabor característico sin que nos pueda afectar al sueño. Es una bebida estimulante, por lo que se suele usar como opción para desayunar o media tarde. Por este efecto, el café o bebidas con cafeína se utilizan también en la práctica deportiva o en épocas de estudios. Dentro de estas bebidas con cafeína, tenemos que tener presente la cantidad de cafeína por ración, así como la cantidad de azúcar añadido, ya que existen muchas opciones en el mercado que exceden en ambas.

1564734208.4592

20 g de leche condensada

10 ml de licor

café mezcla

70 ml de leche entera

canela molida 

1 limón

CÓMO PREPARAR UN BARRAQUITO:

web-barraquito-scaled

En la base del vaso, disponemos la leche condensada. Con ayuda de una cuchara de cóctel o una cucharilla, vertemos poco a poco el licor, cuidando que no se nos mezcle con la leche ya que lo que caracteriza a este café es la diferencia de capas.

Sobre el licor, vertemos unos 60 ml de café de cafetera de cacillo o de cafetera italiana, ayudándonos también con la cuchara por la razón anterior.

Barraquito-4

Calentamos la leche y la espumamos con ayuda del espumador. Podríamos también espumar la leche batiendo hasta conseguir una espuma de leche consistente. La disponemos sobre el café formando así la última capa.

Añadimos un trocito de piel de limón sin la parte blanca para que no amargue. Espolvoreamos nuestro café con canela molida y… ¡a disfrutar de nuestro barraquito!