Manrique, Jorge su nombre

a su pesar, profesión poeta

queriendo ser anacoreta;

militar y filio prohombre

por los siglos, aún asombre,

cantar a su padre compuso

delirio lo que ahí expuso,

hacia su padre fue el amor

queriendo ser hijo de honor,

poeta la historia le impuso.

 

 

Lo ensalzaba ya muerto

habría que ver  en vida;

igualaba a cesar en medida

en verdad lo creía, sin ser tuerto

sin dejar de calar el estar muerto;

la mentira no era cosa suya

ni que de la verdad huya;

“ni miento, ni arrepiento

ni digo, ni me desdigo”

dejando que su palabra fluya…

Siendo el hombre de la verdad

mas que padre en armonía

Y de armas en la demasía,

hijo corto de ferocidad,

pero sí  largo de lealtad;

sin llegar a su padre a la suela

catarsis de hijo aunque espuela;

por nobleza lo lleva al altar

a su padre no quiere matar,

y sí ensalzar  aunque duela.